El ministro celebró por los nuevos ajustes
La "buena semana" de Dujovne
A pesar de que el peso se devaluó más de un dos por ciento, el ministro de Hacienda afirmó que la que pasó fue “una muy buena semana” y destacó como un hecho positivo la eliminación del Fondo sojero que distribuía parte de las retenciones a provincias y municipios. “Acá lo que importa es cumplir el programa con el FMI y las metas fiscales”, sentenció.
Imagen: NA

Mientras el presidente Mauricio Macri insiste en hablar del “clima tormentoso” que atraviesa el país en materia económica, su ministro de Hacienda Nicolás Dujovne afirmó que la que pasó fue “una muy buena semana”. En esa línea -y a pesar de una devaluación de más del 2 por ciento en la moneda-, defendió la batería de medidas que implementó junto al Banco Central que lidera Luis Caputo para contener el alza del dólar y resaltó: “Avanzamos con medidas concretas que impactan en el Presupuesto 2019”.

"Me gustaría destacar dos aspectos de los anuncios de esta semana: un ajuste por 55.000 millones de pesos y el trabajo con gobernadores y ministros de provincias que cimentó la base para poder tomar estas medidas como la del Fondo Solidario Sojero, la eliminación de los reintegros a las exportaciones y la suspensión de la rebaja a las retenciones de harina y aceite de soja", remarcó Dujovne en una entrevista con el diario Clarín.

El funcionario volvió a responsabilizar al contexto externo y a la herencia por la crisis que atraviesa el país. Señaló directamente a Turquía para intentar explicar la devaluación del peso argentino. “El peso se depreció igual al real en términos reales y algo menos que la lira turca. Evidentemente hay un cambio de contexto y menos financiamiento para emergentes”, destacó. Agregó que "el problema es que acá se estafó al ahorrista en pesos durante décadas" y auguró que "el proceso para recuperar al peso como reserva de valor llevará años".

La semana pasada, el equipo económico de Macri implementó una serie de decisiones para controlar el alza del dólar, que se ubicó por encima de los 30 pesos y alcanzó un nuevo récord de cotización. El Banco Central, liderado por Caputo, elevó la tasa de interés del 40 al 45 por ciento, mientras Dujovne suspendió la subasta diaria de 50 millones de dólares con dinero del Fondo Monetario Internacional. Las iniciativas se completaron con el anuncio de un cronograma de cancelación de Lebac para acelerar la reducción del stock de deuda del Central.  

“Magia no hay”, manifestó el ministro de Hacienda al ser consultado por el impacto que la estrategia económica del Gobierno tendrá en las empresas y pymes, a quienes se les cerró el mercado y las altas tasas le impiden el acceso a créditos. Dujovne dejó en claro cuál es la única preocupación del Ejecutivo: “Acá lo que importa es cumplir el programa con el FMI y las metas fiscales, sentenció.

En la "buena semana" de Dujovne se conoció la inflación de Julio, que registró una suba de 3,1 por ciento con un acumulado anual que trepa al 31,2 por ciento. El índice está apenas ocho décimas por debajo del máximo de 32 por ciento que acordó el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional para lograr que los desembolsos trimestrales que realiza sean automáticos y no se requiera la intervención de la Junta Directiva del organismo. "Es una meta que está escrita y no puedo desmerecerla. Pero creo que el núcleo del programa es fiscal", afirmó el ministro sobre ese probable incumplimiento. 

Tal como informó este diario, para poder cumplir con el Fondo el Gobierno debió ejecutar un brutal ajuste en el gasto público que incluyó reducción en la inversión pública, caída en las transferencias a las provincias, quita de subsidios y deterioro en el empleo público. Un documento de uno de los miembros de la misión del Fondo que se ocupa de controlar la economía argentina propone avanzar en una amplia desregulación del mercado laboral y en una mayor reducción de las barreras a las importaciones. Las reformas que reclama el Fondo son Flexibilización laboral, abaratar despidos, más apertura comercial y bajar impuestos a las empresas. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ