Dilma en Uruguay


La destituida ex presidenta brasileña Dilma Rousseff denunció ayer en Montevideo lo que considera un proceso que busca revertir conquistas sociales en el continente americano, en un acto organizado por la principal central sindical uruguaya. Rousseff, que realiza en Uruguay su primer viaje al exterior desde que fue apartada del poder, para participar de varios eventos organizados por la central PIT CNT y el gobernante Frente Amplio, dijo que hay en la región quienes quieren continuar con la más perversa desigualdad “Quieren revertir todas las conquistas sociales. Me preocupa mucho que este sea un proceso que tenga una característica continental’’, exclamó en medio de aplausos de trabajadores que marcharon en el marco de una “Jornada continental por la democracia y contra el neoliberalismo’’, según la convocatoria. Rousseff defendió a los gobiernos de izquierda de la región señalando que en América Latina hubo ganancias de los trabajadores más pobres, aunque no se acabó con la desigualdad. Asimismo, la ex mandataria hizo una encendida defensa de la democracia, en alusión a lo que su Partido de los Trabajadores (PT) denunció como un golpe parlamentario para lograr su destitución. Rousseff almorzará en la sede del gobernante Frente Amplio, entre otros, con el vicepresidente de la República, Raúl Sendic.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ