Fuga masiva en Brasil

Un total de 92 presos huyeron ayer de una cárcel de máxima seguridad de Joao Pessoa (noreste de Brasil), apoyados por un operativo comandado desde el exterior, en un hecho que dejó un policía muerto. Las autoridades reportaron 105 prófugos en la mañana, pero la Secretaría de Administración Penitenciaria de la región informó en la tarde que tras un nuevo conteo, el balance se redujo a 92. En la mañana, 41 de ellos fueron recapturados. “Hombres fuertemente armados derribaron el portón principal después de un intercambio de disparos con policías y agentes penitenciarios” de la cárcel Romeu Gonçalves Abrantes, precisó la secretaría. Unos 20 hombres llegaron en cuatro autos y dispararon contra las garitas y contra el portón principal, destruido con explosivos. Un policía fue baleado y murió horas más tarde en el hospital. No hay reportes de otros heridos o fallecidos.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ