Las chicanas del ministro

El ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, descalificó el paro nacional que convocaron para el próximo jueves de manera conjunta los sindicatos docentes Ctera, Sadop y Conadu al afirmar que las agrupaciones tienen “ganas de hacer un paro político y tener un gran fin de semana”. “Este tipo de paros no tiene nada que ver con mejorar situaciones del sistema educativo, son políticos”, acusó Finocchiaro en relación a la huelga de 24 horas convocada por los gremios docentes de todos los niveles educativos a los que se sumará, en la ciudad y la provincia de Buenos Aires  otras 24 horas de paro previas, convocadas por UTE y el Frente de Unidad. Según se quejó Finocchiaro, “no hay ninguna demanda concreta” de parte de los sindicatos que aglutinan a los maestros. En realidad, los gremios que organizan la medida de fuerza nacional, que concluirá una marcha al Congreso, demandan puntualmente: la convocatoria a la paritaria federal docente (eliminada por el gobierno de Cambiemos); continuidad del Fondo Nacional de Incentivo Docente (que, pese a las promesas de Finocchiaro, el Gobierno quiere transferir a las provincias); mayor presupuesto para educación; más becas para los estudiantes; entre otros puntos.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ