La última final clásica

Croacia derrotó a Estados Unidos en el último suspiro del quinto punto y será rival de Francia en la última final de la Copa Davis con el formato tradicional, que tendrá lugar del 23 al 25 de noviembre en territorio galo. Con la ventaja 2-1 tras la segunda jornada, Marin Cilic tuvo la oportunidad de sellar el triunfo en el cuarto partido ante Sam Querrey, quien finalmente se agrandó en el polvo de ladrillo Sportski Centar Visnjik de Zadar y estiró la definición al último encuentro luego de ganar 6-7 (2), 7-6 (6), 6-3, 6-4. Borna Coric, sin embargo, neutralizó el olor a batacazo y tras un maratón de cuatro horas ante el crédito estadounidense Frances Tiafoe por 6-7 (0), 6-1, 6-7 (11), 6-1, 6-3, para meter a Croacia en la tercera final mundial de su historia —fue campeón en 2005 y cayó ante Argentina en 2016—. Estados Unidos, por su parte, sigue sin poder vencer a los balcánicos por la ensaladera (había perdido también en 2003, 2005, 2009 y 2016). Francia, que ya había sentenciado su clasificación el sábado ante España con el emotivo triunfo de Julien Benneteau y Nicolas Mahut en el doble, perdió los dos singles de relleno: Albert Ramos superó 1.6, 6-4 y 14-12 a Richard Gasquet y Marcel Granollers hizo lo propio por 6-7 (2), 6-3 y 13-11 ante el propio Mahut. El campeón defensor buscará su undécimo título en la última definición directa entre dos países, en lo que será la culminación de una era.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ