Por la expulsión del defensor Dedé en Cruzeiro-Boca
Le apuntan al árbitro paraguayo

Cuatro ex árbitros coincidieron en que Dedé, el defensor brasileño del Cruzeiro, fue mal expulsado en el partido que Boca ganó 2-0, tras impactar con su cabeza en el rostro del arquero Esteban Andrada, quien sufrió la fractura del maxilar inferior. Además, tres de ellos remarcaron que el VAR es algo positivo para los referís, pero que en este caso fue mal utilizado.

Javier Castrilli remarcó que “el brasileño no tuvo intención de lesionar a su adversario”. “Hay falta claramente porque existe un contacto. Pero para la sanción disciplinaria hay que pensar el dolo. El jugador quiere jugar el balón con su cabeza, de manera natural. Era falta y ni siquiera amarilla”, consideró, para añadir: “El VAR es extraordinario, pero siempre la última decisión es del árbitro, que quizás estuvo contaminado por la opinión de quienes estaban observando las cámaras”.

Miguel Scime, ex director nacional de arbitraje de AFA, fue claro: “Las reglas nos piden que interpretemos el juego. Todos nos dimos cuenta de que el brasileño no tuvo intención. El VAR es lo mejor que han inventado para que el árbitro pueda corregir errores. Pero es una computadora en manos de una persona”. 

Por su parte, Pablo Lunati directamente cuestionó el uso de la tecnología en el fútbol. “El VAR llegó para deformar el juego, genera confusiones y logra que un árbitro medio pelo (el paraguayo Eber Aquino) justifique una expulsión como ésta”, manifestó.

Por último, Carlos Maglio opinó: “El brasileño va fuerte, al igual que el arquero. Pero Dedé no extiende un puño, se lo lleva puesto. Creo que es meramente una acción de juego. Me parece que el árbitro no tenía clara la jugada, y la vio como 50 veces en el VAR”. 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ