Según CAME, la producción industrial cayó 6,4 por ciento interanual en agosto
Las pymes, en picada
Es el cuarto mes consecutivo de retracción. Un tercio de las empresas califican su situación como "mala o crítica". Los rubros más afectados fueron "Productos de metal, maquinaria y equipo", "Calzado y marroquinería" y "Productos textiles". El relevamiento precisó que "sólo 29,8 por ciento de las fábricas finalizaron el mes con ganancias".
Imagen: Sergio Goya

La producción de la industria Pyme cayó un 6,4 por ciento en agosto con respecto al mismo mes del año pasado, y un tercio de las firmas califican su situación actual como "mala o crítica", informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Es el cuarto mes consecutivo de caída en la producción.

En un informe sobre la actividad del sector en el último mes, CAME advirtió que el uso de la capacidad instalada volvió a bajar, a 53,8 por ciento. Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias Pymes del país. 

Los 11 sectores relevados cayeron en la comparación anual. Las bajas más acentuadas se dieron en "Productos de metal, maquinaria y equipo" (-10,4 por ciento), "Calzado y marroquinería" (-8,8), "Productos textiles y prendas de vestir" (-8,3) y "Material de Transporte" (-7,5 por ciento).

El crecimiento interanual alcanzó este mes a 31,4 por ciento de las industrias (en julio había progresado sólo el 26,1 de las fábricas). A su vez, la porción de empresas en baja se redujo a 55,1 por ciento (desde 58,1 en julio) y otro 13 por ciento se mantuvo sin cambios. De todos modos, "siguen siendo pocas las que crecen y muchas las que caen", indicó el estudio de CAME.

"En agosto nuevamente bajó la porción de industrias con rentabilidad, debido al ascenso de los costos mayoristas, las dificultades para trasladar esas subas a precios, y el incremento en los costos financieros", indicó CAME. Además, precisó que "sólo 29,8 por ciento de las fábricas consultadas finalizaron el mes con ganancias".

"Las altas tasas de interés, los altos niveles de endeudamiento, sumado a la dilatación en los plazos para cobrar la mercadería, son todos factores que repercutieron la rentabilidad del industrial", advirtió la entidad.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ