El sindicalismo y la renuncia del titular del Banco Central
Una nueva imposición del FMI
Imagen: AFP

La mayoría de la dirigencia sindical consideró la renuncia de Luis Caputo a la presidencia del Banco Central como una muestra tanto de irresponsabilidad como de debilidad del Gobierno, tal como lo afirmaron Sergio Palazzo y Héctor Daer. Sin embargo, para el titular de los pilotos, Pablo Biró, representa una operación coordinada con la presidencia argentina para avanzar con la privatización del Central en el marco en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y lograr que “el mercado controle sin trabas la economía”.

El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, afirmó que se trata de “un acto de irresponsabilidad e impericia de este Gobierno porque no es posible que un funcionario de esta condición renuncie cuando el Presidente está negociando en el extranjero”. Por otra parte el dirigente gremial, que integra el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN), señaló que “es un gesto de debilidad profunda” e insistió con su reclamo de cambiar la política económica porque “está dañando el tejido social”.

Por su parte, el triunviro de la CGT Héctor Daer coincidió con Palazzo al sostener que la renuncia representa una “vergüenza y una irresponsabilidad”. En ese sentido señaló que es una vergüenza que “organismos multilaterales de crédito impongan, cuestionen o soliciten la desvinculación de un funcionario importante como es el presidente del Banco Central” y aseguró que “es una irresponsabilidad que en el medio de una visita del presidente Macri a los Estados Unidos se genere este tipo de situaciones”. Daer concluyó que “esto habla de una desprolijidad más allá de que Caputo y (Nicolás) Dujovne, en tándem, fueron los responsables de toda esta política económica que genera las consecuencias negativas que se viven hoy”.

En cambio, el titular de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, mostró una visión diferente a los anteriores al asegurar que detrás de esta renuncia “hay una maniobra que busca mostrar al Banco Central como ineficiente” y así “el mercado controlará sin trabas la economía”.

Para Biró la renuncia “no se puede disociar” del proyecto de Presupuesto 2019 que envió el Poder Ejecutivo al Congreso. El dirigente aeronáutico indicó que todo está expresado en el artículo 53 del proyecto donde queda expresado que el Gobierno pretende modificar la ley que regula cualquier restructuración de deuda pública pero para conseguir “el control total deben resolver el problema que representa el Central porque es la institución que regula la moneda, el interés y la inflación. Por lo tanto con esta ‘renuncia’ muestran que la institución es ineficiente y si no existiera para ellos sería mejor”. El gremialista consideró que es una maniobra similar a la que se utilizó para promover las privatizaciones de las entidades públicas.  En el caso del Central consideró que es posible que lo transformen en una entidad mixta como en los años treinta del siglo pasado para “poder controlar a su antojo el mercado financiero”. Es por ello que Biró indicó que “en esta renuncia no existen motivos personales sino que es algo orquestado por ellos mismos”.

El secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, no abundó en detalles y aseguró que la renuncia de Caputo “es un mandamiento más del FMI”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ