cine
Pantalla visible
La dupla de Andrea Weiss y Greta Schiller llegó al festival Asterisco con sus documentales sobre pioneras, espíritus libres y visibilidad lesbiana.

Mujeres que se fugaron a París para vivir una vida más libre, o que formaron una orquesta de señoritas en el muy masculino mundo del jazz de la década del 40 en Estados Unidos, homosexuales que viajaron con Mandela y lucharon por la liberación de Sudáfrica, pionerxs, espíritus libres, visionarixs: con estos personajes está fascinado el cine de Andrea Weiss y Greta Schiller, dos documentalistas estadounidenses que además de ser pareja, formaron en la década del 80 la compañía Jezebel Productions y colaboraron en varias de las películas que por estos días tienen un foco en la tercera edición de Asterisco-Festival Internacional de Cine LGBTIQ que tiene lugar en varias sedes, como el Malba, el Cine Cosmos-UBA y el Gaumont.
Como si se tratara de buscar, en el archivo del siglo XX, su cine, sus canciones, historias –sobre todo aquellas que quedaron ocultas, en un segundo plano de esa Historia mayor que también es heterosexual y masculina–, pequeños destellos de cambio, arranques de visibilidad o de alegría, momentos de gracia en el que otras sexualidades, otras maneras de gozar estaban empujando para hacerse un lugar, Schiller –que en este caso co-dirige junto a Robert Rosenberg– comenzó por Stonewall. En ese bar de Nueva York que en 1969 fue arrasado por la policía y se convirtió en un punto memorable de una lucha por la visibilización y los derechos LGBT, como lo muestra el documental Before Stonewall (1985), en realidad hizo eclosión algo que se venía gestando desde hacía décadas, y la periodización de ese movimiento es uno de los logros de la película.
Los documentales de Schiller y Weiss quieren dar vuelta el mundo y mostrarlo del lado de lo no visto, que sin embargo siempre estuvo ahí, por eso A bit of scarlet (1997), dirigido por Weiss y producido por Schiller, revuelve la cinemateca británica para revelar, con un montaje de fragmentos de películas posteriores a la Segunda Guerra, cómo se representó –o se disimuló– la presencia de lo LGBT en la era del closet. La voz de Ian McKellen estructura el documental dando una serie de consejos de supervivencia irónicos para moverse en esa jungla del mundo del ocultamiento con la gracia de una cantante de cabaret (disfrazada de varón). Escape to life: The Erika and Klaus Mann story (2000) es casi la contracara de la felicidad de A bit of scarlet, porque Andrea Weiss elige en este caso la historia bastante trágica de dos de los hijos de Thomas Mann que escaparon a Estados Unidos después del ascenso de Hitler y trataron de crearse un mundo más respirable y en el que no vivieran amenazados, tanto por su origen como por sus elecciones sexuales.
En línea con el carácter celebratorio de A bit of scarlet, International Sweethearts of Rhythm (1986) se mueve al ritmo del jazz para retratar a una banda de señoritas que además incluía a varias negras y no la tuvo tan fácil en los Estados Unidos de la década del 40; Tiny Ruby: Hell Divin'Women (1988) hace foco en la historia de amor entre dos integrantes de esa misma banda y regala la visión magnífica de una improvisación de jazz casera a cargo de señoras de ochenta años. Y Paris was a woman (1995), que tiene mucho de canto de amor a las artistas lesbianas que en las primeras décadas del siglo XX se instalaron en París para hacer lo que en otras partes no se podía (vivir juntas, crear, tener una vida), construye un mapa de la ciudad donde Gertrude Stein y Alice Toklas se codean con Djuna Barnes o Josephine Baker, Silvia Beach y Adrienne
Monier fundan una librería donde va a comprar James Joyce, y todas ellas junto con otras mujeres escriben, cantan, pintan, publican y le dan forma a la vida pública y artística de una manera que no tenía precedentes. El documental, de paso, trabaja con el cliché de la ciudad como mujer que te enamora pero solo para darlo vuelta: París era una mujer, pero no como musa o inspiración para artistas varones, sino como creadora. ~

Más info: festivalasterisco.gob.ar

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ