albumina
¡COÑO!

Las Pussy Riot han vuelto a calzarse el pasamontañas para hacer lo que hacen mejor: mandar a freír churros a la misoginia recalcitrante. En esta ocasión, a través de la música; puntualmente, la pegadiza canción funky-pop Straight Outta Vagina, una oda al poder femenino. “Mi vagina es dura y peligrosa, hace tambalear a las grandes discográficas. Mi vagina se va a adueñar del escenario, porque la vagina tiene mucho que decir”, canturrea la performer rusa Nadezhda Tolokónnikova, ideóloga del colectivo punk-rock feminista. Acompañada en la melódica ocasión por las raperas Desi Mo y Leikeli47, que ponen voz a lyrics como “No seas estúpido, no seas tonto, la vagina es realmente de donde provienes”. Producido por Dave Sitek (TV On the Radio), “uno de los tipos más feministas que he conocido”, según NT, el track es parte del EP XXX, y ha sido leído como respuesta a los violentos dichos que el candidato republicano Donald Trump hiciera en 2005, y recientemente filtrados, tomaran carácter público… 
“Cuando eres famoso, (las mujeres) te dejan hacerles de todo. Agarrarlas por el coño. Lo que sea”, se jactaba en la grabación el acosador serial –a juzgar por las denuncias que le llueven–, generando una nueva oleada de repulsa. Empero, aunque las Pussy entienden por qué se ha asociado al flamante track con las declaraciones del millonario, aseguran que su himno celebratorio va más allá de un nefasto personaje en particular. “Creo que la idea de una sexualidad femenina poderosa es mucho más grande que cualquier populista megalomaníaco… La concha es más grande que Trump”, aclara la artista Tolokónnikova. Y, en statement oficial, explica que la letra fue inspirada por la eterna lucha por los derechos de género: “Las mujeres han sido esclavas del mundo durante siglos (…) El trabajo de construir nuevos papeles, normas y éticas acaba de empezar. Portamos la vagina como insignia de honor. El coño es la nueva polla, señoritas”. 
Como bonus, no está de más comentar que a Donald le han dedicado Make America Great Again, otra canción lanzada los pasados días, donde las Pussy imaginan cómo sería el futuro (terrible, distópico) de ganar este señor las elecciones… “Los políticos alaban el 'liderazgo fuerte'; tipos como Trump celebran abiertamente los métodos autoritarios de Putin, y es peligroso. No es el mundo en el que quiero vivir”, dice la activista Nadezhda.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ