Marcha a la Legislatura por la urbanización de la Villa 31
“Vivienda sí, negocio no”
Los vecinos rechazaron el proyecto de Rodríguez Larreta que permite la especulación inmobiliaria en tierras que deberían ser destinadas a vivienda social. La iniciativa del Gobierno porteño sería aprobada este mediodía por la Legislatura.
Imagen: Bernardino Ávila

Vecinos de la villa 31 marcharon por la peatonal Florida, en el centro porteño, hasta la Legislatura para rechazar el proyecto que impulsa Horacio Rodríguez Larreta y que bajo el nombre de “reurbanización” permite que los terrenos destinados para vivienda social puedan convertirse en blanco de la especulación inmobiliaria. “¡Vivienda Si! ¡Negocio No!”, pidieron desde la multitudinaria movilización los vecinos que fueron hasta la Legislatura para reclamar una urbanización “real y participativa”.

“Rechazamos el dictamen que fue realizado sin el consentimiento del barrio porque legaliza los desalojos forzosos y expropia la tierra y el espacio aéreo de los vecinos, entre otros tantos atropellos. Es un dictamen que promueve la especulación y el negocio inmobiliario, beneficiando a unos pocos y perjudica a todo un barrio”, se quejaron los vecinos que marcharon hasta la Legislatura.

El 18 de septiembre, el jefe de Gobierno porteño presentó el proyecto 2736-2018 para expropiar las tierras de la villa 31 y transferirlas a las familias para que sean ocupadas como “vivienda única y permanente”. Pero el proyecto, a su vez, permite que la tierra tenga otra finalidad si el comprador paga un cargo equivalente al valor de tres hipotecas por adelantado.

Según el Observatorio de Derecho a la Ciudad, la iniciativa del Gobierno porteño permite que la tierra pública con destino a vivienda social se convierta en “tierra para la especulación inmobiliaria” cuando los futuros compradores paguen tres hipotecas y queden liberados del cargo social.

“Larreta está pidiendo a la Legislatura autorización para que la tierra pública que actualmente está ocupada por un barrio popular termine finalmente en manos del mercado especulativo inmobiliario”, explicó Jonathan Baldiviezo, director del Observatorio sobre el mecanismo para mercantilizar las tierras y que sean reguladas por los criterios económicos del mercado inmobiliario.

Además de rechazar la iniciativa, que este mediodía se aprobaría en la Legislatura, los vecinos del barrio Carlos Mugica -como fue bautizada la villa 31- exigen “claridad” con respecto al precio de las viviendas, un plan de pago accesible y acorde a sus posibilidades, que se realice un censo y que se implemente una tarifa especial para los servicios públicos.

“Somos ninguneados, tratados como ciudadanos de segunda, como delincuentes y como un simple dato estadístico”, se quejaron los manifestantes que pidieron una urbanización real con participación de los vecinos.

De la marcha participaron las organizaciones populares que trabajan en el barrio como Movimiento Evita, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y La Poderosa, entre otras.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ