¿cuáles?

Un informe de la Oficina Nacional de Investigación Económica de Estados Unidos determinó que los choferes de Uber y Lyft, dos de los servicios de transporte más populares del momento, alargan los viajes cuando se suben mujeres a sus coches y tienen más reparos para aceptar trayectos con personas de raza negra. Sus conclusiones con respecto a la raza son las más preocupantes: un hombre o mujer de raza negra tiene un 16 por ciento de posibilidades menos de encontrar un conductor en el servicio UberX, cifra que aumenta hasta el 28 por ciento con Lyft. Con respecto a mujeres, los conductores de Uber alargaban de media un 5 por ciento los viajes, lo que significa que o bien empezaban antes la carrera o tomaban desvíos por los que se tardara más tiempo en llegar al destino. De un modo o del otro, esto deriva en un mayor costo para el usuario final.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ