Un amistoso en tierras extrañas
Argentina y Brasil juegan en Arabia Saudí
Imagen: EFE

Las selecciones de Argentina y Brasil juegan una nueva edición del Superclásico de las Américas en el estadio King Abdullah Sports City, de la ciudad de Yeda, en Arabia Saudí. Para el conjunto argentino, que está dirigido interinamente por Lionel Scaloni será la segunda presentación en Arabia Saudí luego de la goleada 4-0 ante Irak de la semana pasada.

A la espera del seleccionador definitivo, Argentina busca sumar ensayos de cara a la formación de un plantel para la Copa América de Brasil el año próximo. Sin cuatro de sus referentes: Lionel Messi, Sergio Agüero, Ángel Di María y Gonzalo Higuaín, la Albiceleste ensaya variantes y este segundo partido de la gira asiática no será la excepción.

Leandro Paredes y Santiago Ascacíbar se repartirán el mediocampo, mientras que en ofensiva Mauro Icardi aparecerá como referencia de área en lugar de su compañero del Inter, Lautaro Martínez.

Asimismo en la defensa volverá Nicolás Otamendi, que no formaba la zaga central argentina desde el Mundial de Rusia; en esta ocasión será con Germán Pezzella. Eduardo Salvio pasará al mediocampo junto con Maximiliano Meza y Ángel Correa para intentar abastecer al delantero centro Icardi en busca de un triunfo en el 'superclásico' sudamericano.

En tanto, el seleccionador brasileño, Tite, introducirá hasta seis cambios con respecto al once titular que salió contra Arabia Saudí el pasado viernes.

 Elarquero Éderson, los defensas Fabinho, Pablo y Alex Sandro, el centrocampista Fred y el delantero Gabriel Jesús deben dejar su sitio en el equipo por Alisson, Danilo, Miranda, Filipe Luis, Arthur y Roberto Firmino.

El "superclásico" contra Argentina es el cuarto amistoso de la pentacampeona del mundo desde que cayó eliminada en cuartos de final del Mundial de Rusia frente a Bélgica (1-2).

El combinado dirigido por Tite ya venció a Estados Unidos (0-2) y a El Salvador (5-0) y el pasado viernes hizo lo propio con Arabia Saudí, a la que derrotó por 0-2, sin demasiado brillo y con goles de Gabriel Jesús y Alex Sandro.

En este nuevo ciclo, Neymar ha asumido la capitanía permanente de la selección y actúa con total libertad por toda la zona de ataque, en su papel de camisa 10, menos recostado en el flanco izquierdo.

El objetivo de la comisión técnica es ir subiendo el nivel de los amistosos -el 16 de noviembre se enfrentará con Uruguay en Londres- de cara a la próxima edición de la Copa América, que albergará Brasil en 2019.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ