La receta de Macri en el cierre del Coloquio de Idea
Flexibilización y ajuste
El Presidente dijo que los empresarios no están "tranquilos" con las leyes vigentes y planteó que es necesario avanzar con una reforma laboral, además de señalar que la política debe administrarse "con recursos escasos". Volvió a apuntarle a los gremios y en particular a los Moyano.
Imagen: Télam

Rodeado de los Ceo de las principales empresas del país, a quienes les agradeció el pago del "impuesto patriótico" del 4 por ciento para las exportaciones, el presidente Mauricio Macri insistió en la necesidad de avanzar en una reforma laboral, porque los empresarios no están "tranquilos" con las leyes vigentes, destacó el nombramimiento de jueces para "terminar con la mafia del litigio" y apuntó nuevamente contra los gremios, en particular, contra los Moyano, a los que también asoció a prácticas "mafiosas". En el cierre del 54 Coloquio de Idea, Macri aseguró que la "la competitividad es la razón de vivir" e indicó que el objetivo de su Gobierno continuará siendo reducir impuestos y que "la política demuestre que puede administrarse con recursos escasos", de cara a la negociación del Presupuesto 2019. 

A un año de las elecciones presidenciales, Macri señaló que "algunas cosas se pueden explicar y otras no" respecto de las internas que la alianza Cambiemos atraviesa con los radicales y la diputada Elisa Carrió, y coincidió con los anfitriones en el rechazo al "populismo", al cual calificó como algo "tentador" y "contagioso". Ante la consulta si el Gobierno aceptaría "ir a fondo" con sus políticas, Macri señaló que acepta el desafío, pero advirtió ante el auditorio de Ceos "siempre fuimos minoría, para ir a fondo hay que generar una mayoría".  

En cuanto a la crítica situación económica que atraviesa el país, Macri reiteró que atravesó los peores meses de su vida, los que volvió a comparar con los días de su secuestro en los '90, e insistió en los factores externos que le impidieron a la país continuar tomando crédito internacional, además de sostener que la corrida iniciada en agosto que llevó al dólar a superar los 42 pesos fue responsabilidad de la investigación por las fotocopias de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, en los que están involucrados varios de los empresarios de Idea. "Lo que me hace seguir adelante es la gente que sé que no llega a fin de mes, pero me pide que siga adelante", celebró Macri como apología del ajuste. 

"La competitividad es todo. Es mucho más que lo que decía el general Perón respecto de que era la estrella polar en la que se tienen que guiar un país. La competitividad es la razón de vivir, porque es la forma de generar empleos de calidad", respondió Macri, con citas a Perón, sobre una consulta por competividad de la presidenta del coloquio de Idea, Rosario Altgelt, antes de cargar contra los gremios y, en particular, contra el sindicato de Camioneros encabezado por Hugo y Pablo Moyano. 

"No podemos tener un costo logístico que es el doble de la región, no podemos tener métodos logísticos mafiosos en todos los puntos del país", apuntó Macri contra el sistema de transporte, dependiente de los camiones de carga, y los altos costos que le significan a los productores. Así Macri apuntó contra los Moyano, a quienes minutos antes había mencionado vagamente relacionándolos con un impuesto de seguro de carga que "les había dado el Gobierno anterior", en relación a la gestión kirchnerista.

"No es una cuestión personal, es una cuestión que limita nuestro futuro, porque es un costo prohibitivo para llegar al puerto", siguió Macri haciendo referencia al sector de transporte en el que el gremio de los Moyano tiene un peso relevante y convocó: "Son batallas que tenemos que dar todos". 

Al seguir hablando de competitividad económica, Macri insistió en realizar el ajuste por el lado del los trabajadores al recordar que el Gobierno logró modificar la ley de ART, pero consideró que "no alcanza" para introducir el reclamo para avanzar en la reforma laboral que las movilizaciones de diciembre de 2017 impidieron. Respecto de las ART destacó frente a los empresarios que "se han nombrado un montón de jueces nuevos en el Fuero Laboral para que entiendan que proteger a los trabajadores es que no se haga una mafia del litigio". 

"Cuando me encuentro con empleadores todavía me dicen que no se animan a tomar una persona, porque les impide estar tranquilos", citó el presidente a un supuesto empresario para insistir con la reforma laboral, que pidió igualar con las de países como España e Italia, aunque lamentó no poder aspirar a las leyes laborales anglosajonas. "Cómo puede ser que no seamos igual de inteligentes y prácticos si veníamos de ahí", lamentó el hijo de Franco en referencia a las leyes laborales españoles e italianas.  

"Convoco a los gremios para hacer cosas inteligentes", insistió Macri, a pesar de las fracasadas mesas de acuerdo que el Gobierno realizó en los primeros dos años de gestión sin poder establecer acuerdos que frenan los despidos masivos. "No debe haber habido un presidente en la historias que se preocupe por el empleo más que yo", destacó el mandatario, a pesar de que la tasa de desempleo conocida en septiembre fue la más alta de los últimos 12 años. "Ahora las cuentas son trasnparentes, (el titular del Indec, Jorge) Todesca da los números sin que (el ministro de Hacienda, Nicolás) Dujoven le diga que cambia alguna cifra porque no le gusta", celebró en otro tramo. 

De cara a las elecciones del 2019, otras de las preocupaciones de los anfitriones del cierre del coloquio de Idea, fueron las internas en la alianza gobernante y "el populismo". Respecto de las internas públicas con el radicalismo y las más resonantes con la diputada Elisa Carrió, Macri señaló que "hay cosas que puede explicarse y otras que no" y evitó profundizar en los problemas propios de la alianza gobernante para alcanzar acuerdos: "Son 70 años de arrastrarnos en el mismo barro y creernos los más vivos".

Al momento de hablar del "populismo", que los moderadores del coloquio Idea calificaron como un "sufrimiento" para el país, el presidente lo calificó como un modelo "muy tentador" y "contagioso" y lo comparó con "una de esas fiestas inolvidables, en las que al día siguiente tenés un dolor de cabeza que se te parte". "Tuvimos una borrachera en la década pasada, que ya venía de años, y llegamos al límite, pero todavía está en nosotros", advirtió Macri, aunque confió en "el cambio" logrado "en la gente que se levanta a laburar todos los días y se toma el transporte público, más que en la dirigencia".  

De cara al acuerdo por el Presupuesto 2019, en la que Altgelt, le consultó por "el esfuerzo de la política", Macri agradeció a los empresarios por el "impuesto patriótico", en referencia a la tasa del 4 por ciento para las exportaciones tras la brutal devaluación del peso, y confió en alcanzar "un presupuesto que va al equilibrio con la contribución de muchos dirigentes, propios y ajenos", al reconocer los acuerdos entablados con los gobernadores peronistas. "En la política tenemos que demostrar que podemos administrarnos con recursos escasos y dar los servicios que se necesitan a la sociedad con lo que tenemos", sintetizó Macri con una apología del ajuste. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ