Infantino se defendió ante la prensa internacional de las acusaciones del Football Leaks
“La FIFA no ha malgastado un solo franco”
El presidente de la FIFA respondió la denuncia publicada por la revista alemana Der Spiegel, en la que se lo acusa de haber ayudado a clubes como Manchester City y PSG cuando estos eran investigados por violar el Fair Play Financiero.
El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección.El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección.El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección.El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección.El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección.
El italo-suizo Gianni Infantino, presidente de la FIFA que busca la reelección. 

¿Influencias oscuras en el código ético? ¿Acuerdos para favorecer a los clubes más ricos? No conmigo, dice Gianni Infantino. El presidente de la FIFA se siente como el objetivo de una campaña de difamación y defiende con uñas y dientes su integridad.

“Cuando se trata de la FIFA, no hay actividades ilegales. No se ha malgastado un solo franco”, señaló ayer Infantino a la agencia dpa en la sede de la Federación Internacional del Fútbol Asociado en Zurich.   Citando documentos filtrados por Football Leaks, la revista alemana Der Spiegel y otros medios de comunicación publicaron la semana pasada que Infantino influyó de forma inapropiada en el nuevo Código de Ética de la FIFA. Además, en su etapa como secretario general de la UEFA se habría reunido con representantes Paris Saint-Germain (PSG) y Manchester City mientras los dos clubes estaban siendo investigados por violar el Fair Play Financiero.

“No hay nada de lo que avergonzarse”, dijo sobre las negociaciones con los representantes de ambos clubes en 2014. “Queríamos mantener a los equipos en la competición (Liga de Campeones) y no excluirlos”, añadió Infantino, aclarando que ese pensamiento era igual para los 30 clubes que estaban siendo investigados y no solo para el PSG y el City.

Sobre el hecho de que sugiriera cambios del Código de Etica a Vassilios Skouris, el presidente del comité de ética, Infantino aseguró que es un proceso normal. “Yo no veo nada raro”, dijo el suizo de 48 años, que el 6 de junio quiere ser reelegido en su cargo en unas elecciones para las que todavía no hay un candidato rival. 

Además, Infantino aseguró que la palabra “corrupción” volverá al Código de Etica, después de que ésta desapareciera en la última actualización. El jefe de la FIFA así lo propondrá en el Congreso del organismo que se celebrará en marzo en Miami. “Realizaré la propuesta para enviar una señal clara”.

Infantino dio a entender que las críticas que llegan a la nueva FIFA tienen que ver con su origen y el de su secretaria general, la senegalesa Fatma Samoura. “Aún no han existido en el mundo de la FIFA un hijo de inmigrantes italianos y una mujer negra que también es musulmana”, indicó.

El suizo cree que hay una campaña contra él desde que fue elegido como presidente de la FIFA en febrero de 2016. “Colchones, flores, vuelos, coches”, contabilizó los diversos temas por los que habría actuado en contra de las reglas del organismo. En algunos casos se abrieron investigaciones internas. “Siento mucho que hayan encontrado nada ilegal”, dijo Infantino.

Contra la Superliga

Infantino advirtió además a los principales clubes europeos sobre la creación de una Superliga continental y aseguró que los futbolistas que jueguen ese torneo podrían ser sancionados sin Mundial. “Esta amenaza existe evidentemente”, dijo el presidente de la FIFA a los periodistas. “Creo que los responsables serán al final bastante razonables antes de separarse por completo”.

Según medios, los grandes clubes europeos están avanzando en la creación de una Superliga que competiría con la Liga de Campeones que organiza la UEFA.

De acuerdo a lo publicado, una consultora ya presentó los planes del nuevo torneo al Real Madrid en octubre y 16 de los clubes más importantes del continente firmarán una carta de intención a finales de este mes para la concreción del nuevo torneo. La Asociación de Ligas Europeas aseguró el martes que no tiene conocimiento de esos planes.

En ese sentido, Infantino tiene en mente la ampliación de Mundial de clubes para que compitan los mejores equipos y no sólo los campeones de cada confederación. La idea del suizo es que se dispute tras la temporada europea y que esté organizado por la FIFA. Ese torneo “sería la mejor Superliga”, indicó Infantino.

El proyecto formaría parte de una acuerdo de 25.000 millones de dólares que también incluiría la introducción de una Liga de Naciones global a nivel de selecciones. La propuesta de Infantino provocó críticas entre los principales actores del fútbol europeo y ahora mismo está siendo revisada por un grupo de trabajo de la FIFA.

El dirigente espera que la decisión definitiva al respecto se tome en marzo de 2019 en el Congreso que celebrará la FIFA en Miami, cuando también se votaría si el Mundial de Qatar 2022 tendrá 48 selecciones. La FIFA ya aprobó la expansión del Mundial de 32 a 48 equipos para la edición de 2026 que se celebrará en Estados Unidos, México y Canadá, pero el organismo está evaluando ahora la posibilidad de hacer lo mismo con Qatar tras una propuesta de las federaciones sudamericanas.

“La posibilidad es pequeña. Lo estamos intentando. Si lo conseguimos, sería grandioso, pero si no lo conseguimos también será grandioso. Pase lo que pase, tendremos un Mundial genial”, indicó Infantino.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ