No se pierde la superfinal

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, confirmó ayer que estará en el partido final de la Copa Libertadores entre River y Boca en el estadio Monumental, el próximo sábado 24. “Yo estaré en la final, en el partido de vuelta. Será un duelo espectacular”, aseguró el máximo dirigente del fútbol mundial, quien tiene muy buenos vínculos con sus pares de la Conmebol y ya ha visitado la Argentina en otras oportunidades. Consultado, indirectamente, sobre la ausencia de hinchas visitantes en esta final, Infantino aseguró que “el fútbol es una fiesta, no un drama”. Y remarcó que esta será la última final con este formato. “El fútbol es de los aficionados. La Conmebol pondrá la próxima final en campo neutral (Santiago de Chile 2019). Es un acierto”, y remarcó que la FIFA tiene que invertir en “educación y en prevención” y puso como ejemplo lo realizado por los clubes del mundo. “En Europa hemos tenido problemas de violencia y eso nos ha hecho ganar en experiencia y adoptar propuestas concretas”, comentó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ