Asambleas de los gremios aeronáuticos
Protesta en Aeroparque y vuelos cancelados
Imagen: Bernardino Ávila

Al menos 92 vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral fueron postergados desde las primeras horas de esta mañana debido a una serie de asambleas que los gremios aeronáuticos iniciaron a nivel nacional para analizar la puesta en marcha de un plan de lucha en demanda de mejoras salariales y soluciones en la operatividad de distintos aeropuertos.

El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) Pablo Biró, explicó que "la retención de tareas (que se concreta en el Aeroparque Metropolitano y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza) es porque no pagan el salario. Aerolíneas reinterpretó el acuerdo salarial, nos dijeron que no van a abonar un 8 por ciento", dijo. 

La empresa estatal informó que la situación afectaba a alrededor de 7 mil pasajeros y estimó que los servicios no se normalizarán hasta las 10. Además, criticó que "las asambleas buscan afectar el servicio de la compañía" y admitió que existe un reclamo para se pague una cláusula gatillo de ajuste por inflación en los sueldos de octubre. Sin embargo, sostiene que la demanda "no corresponde", ya que esa actualización no estaría contemplada en el acuerdo paritario del año pasado.

La medida de fuerza es llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA). El viernes último hubo una medida similar del gremio que agrupa a trabajadores de la empresa, la Asociación de Aeronavegantes (AAA).

En este marco, Biró indicó que "lo único que podría pasar es que venga la conciliación obligatoria y haya una mesa de diálogo forzada. Pero no vemos esa voluntad". Por otra parte, acusó al Gobierno de estar "afanándose" las rutas de Aerolíneas Argentinas para entregárselas a operadores privados, y aseguró que, por ese motivo, se necesita "a la gente puteando" contra la línea aérea de bandera.

l vocero de Aerolíneas Argentinas, Marcelo Cantón, sostuvo en declaraciones al canal TN que se trata de una "medida de fuerza encubierta y sorpresiva porque no hay un planteo que atender". A través de un comunicado, la línea de bandera aseguró que el reclamo gremial "no fue acompañado de un planteo formal a la compañía, lo que impide la posibilidad de conversar sobre las diferencias que pudieran plantearse".

También, indicó que intentará reubicar a los pasajeros afectados en los vuelos más próximos a su programación original que sea posible. Igualmente, esos pasajeros podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron.

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ