Celebró la obra en Colegiales y los vecinos le recordaron que impulsaba un shopping
Larreta en offside por la plaza Clemente

El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta se atribuyó una victoria de los vecinos de Colegiales quienes, tras diez años de dilación, lograron que la Ciudad se comprometa a crear la Plaza Clemente a través de masivos actos públicos para visibilizar el emprendimiento inmobiliario de Larreta. El jefe de Gobierno hizo como si nada hubiera pasado y, como si se tratara de una iniciativa propia, anunció en su cuenta de Twitter que “en menos de un año, miles de porteños van a disfrutar de la plaza” que se ubica frente al Mercado de las Pulgas, en Conde y Concepción Arenal. Allí, donde una ley ordenaba que se emplazara la plaza en homenaje a Caloi y a su personaje, Larreta quería construir un Shopping y 250 cocheras subterráneas. Lo frenaron los vecinos. 

Con el negocio caído tras los ruidazos y festivales que realizaron los vecinos para resistir la creación del shopping, Larreta aprovechó ayer su derrota para hacerse buena prensa y sacar rédito del conflicto que él mismo inició. El mandatario porteño aseguró que la plaza, que en su momento no quería construir, es “un nuevo espacio verde en Colegiales que pensamos junto con los vecinos y vecinas del barrio que nos trajeron sus ideas y nos ayudaron a diseñarla". Acompañó la publicación en Twitter con una foto que lo mostraba caminando en pose de campaña por el predio y el cartel amarillo ya dispuesto por la Ciudad sobre la obra que se realizará. 

El repudio de la comunidad y de quienes estaban interiorizados en el tema no tardó en llegar. Uno a uno le recordaron las movilizaciones que se realizaron para evitar la construcción del Shopping y denunciaron que Larreta estaba contando “la historia cambiada”. “Tan contento no estás, querías hacer un negocio inmobiliario, vecinos y vecinas se plantaron, hicieron festivales, movidas, se organizaron y consiguieron frenar el negocio. Fruto de su lucha, esta plaza”, destacó un usuario de Twitter. 

Más allá de la victoria de los vecinos, el predio sigue generando disputa. El 14 de septiembre la Legislatura sancionó una ley que permite la venta de las tierras fiscales del predio ferial El Dorrego, en el barrio de Colegiales, para un desarrollo inmobiliario, con el argumento de que parte del dinero de la privatización servirá para construir la plaza Clemente.   La norma declara innecesario para la Ciudad el predio entre las calles Ramón Freire, Concepción Arenal, Zapiola y Dorrego, y establece la enajenación del terreno en subasta pública, a fin desarrollar en el lugar “nuevos espacios verdes, un estacionamiento, un Distrito Audiovisual y edificaciones”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ