El FMI celebró la aprobación del Presupuesto 2019
Amor sin barreras
Tras la aprobación de la iniciativa oficial, el organismo internacional festejó el "claro compromiso de las autoridades argentinas" con el ajuste impuesto por el Fondo Monetario Internacional, que provocará una caída del PBI del 1,7 por ciento el año entrante.

Las felicitaciones del Fondo Monetario Internacional por la sanción del Presupuesto 2019 en la Cámara alta no tardaron en llegar. Doce horas después de que el oficialismo consiguiera la aprobación de la iniciativa oficial en la Cámara alta, el organismo internacional aseguró que se trata de “un paso muy positivo que muestra un claro compromiso para fortalecer las políticas económicas del país". "Como dijo recientemente la directora gerente, Christine Lagarde, la aprobación (del Presupuesto) es clave para restablecer la confianza y garantizar la continuidad de las políticas", destacó el portavoz del FMI, Gerry Rice, durante una rueda de prensa en Washington. 

El organismo internacional que socorrió al gobierno de Mauricio Macri a cambio de un feroz ajuste celebró que el oficialismo hubiera logrado la sanción de la ley de leyes.  "Su aprobación muestra un claro compromiso por parte de las autoridades argentinas y de un espectro más amplio de fuerzas políticas para fortalecer las políticas económicas del país", afirmó Rice, quien también confirmó que Lagarde vendrá al país para participar en la reunión del G20. 

Los beneplácitos del FMI llegaron apenas unas horas después de que el Senado aprobara por 45 votos a favor y 24 en contra el proyecto oficial, que contempla fuertes recortes en salud, educación, cultura, obras públicas y vivienda. El proyecto define una reducción equivalente a un punto del PBI en el gasto social, con lo cual el recorte real alcanzaría al 10 por ciento en tan sólo dos años. El stock de deuda alcanzará el año próximo los 315.698 millones de dólares y el pago de intereses representará el equivalente a 596.000 millones de pesos, con un alza interanual del 50 por ciento.  

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ