OPINIÓN
Educar para la diversidad

Respecto del debate nacional en relación a la aplicación de la ley de Educación Sexual Integral y el avance del proyecto de ley de "Educación sin partido" en Brasil, hay que decir que es una peligrosa iniciativa que bajo el pretexto de "desideologizar" la educación, pretende imponer la ideología del odio en las currículas escolares. La intensa campaña regional llevada adelante bajo el lema "Con mis hijos no te metas" y el abierto pedido de derogación de las leyes de educación sexual integral (ESI) e identidad de género en Argentina; junto el anuncio del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, de iniciar una campaña para "desideologizar" la educación en Brasil, marcan un grave riesgo de retroceso en materia de derechos humanos no solo en estos países sino también en toda la región.

Las fuerzas reaccionarias pretenden detener el irrefrenable avance social que busca ampliar el horizonte de igualdad y justicia social, y que como parte de un movimiento global "arco iris", ha protagonizado uno de los más extraordinarios procesos de ampliación de derechos de la historia de la humanidad.

A la luz de acontecimientos recientes, sin dudas son múltiples las amenazas que se ciernen sobre este proceso. Las recientes campañas de estigmatización y difamación hacia los colectivos LGBTI y feministas en Argentina, bajo el lema "con mis hijos no te metas" son una clara muestra de ello.

Mentiras tales como que la ESI promueve la enseñanza de la masturbación, pretende quitar la responsabilidad parental a padres, madres o tutores, o que adoctrina a niñas, niños y adolescentes para la homosexualidad y las expresiones identitarias trans, circularon en redes sociales, medios de comunicación y en las consignas de marchas en todo el país.

América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo. Debemos fortalecer la defensa de la educación pública y laica, basada en el conocimiento científico y orientada a promover la igualdad, el respeto a la diversidad y los derechos plenos de las y los estudiantes.

 

* Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia de Santa Fe

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ