¿cuáles?

Netflix llegó a un acuerdo con el grupo El Templo Satánico después de que este último denunciara a la plataforma de streaming por plagiarles una estatua en su serie “Las escalofriantes Aventuras de Sabrina”. Netflix y Warner Bros., los productores de la serie, acordaron para evitar ir a juicio por tres delitos: infracción del copyright, violación de marca registrada y daños al negocio. Por cada uno de estos delitos, El Templo Satánico pedía en su demanda 50 millones de dólares. De acuerdo con Business Insider, el Templo habría conseguido que “los elementos identificativos de la estatua de Baphomet” hayan sido reconocidos en los créditos de los episodios que ya han sido filmados, aunque han rehusado dar más explicaciones del acuerdo ya que están sujetos a un pacto de confidencialidad.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ