Cuestionó que la Policía no pueda pegar
Pichetto reclamó represión
Imagen: NA

Para el senador justicialista Miguel Ángel Pichetto hay un sector de la sociedad argentina que tiene los “valores distorsionados” porque pone en tela de juicio la represión policial. Y no solo eso. Considera que quienes abogan contra la violencia deliberada de las fuerzas de seguridad lo hacen bajo el influjo de una “visión cultural de las izquierdas” y que por todo ello “es muy difícil este país”. No obstante, dio un ejemplo a modo de recomendación para sortear este contexto: “La policía francesa, frente a un evento como este, ¿sabés cómo pega? Pega en serio”.

La reflexión de Pichetto, fiel a su estilo, fue referida a los hechos de violencia ocurridos en la antesala de la final de la Copa Libertadores, cuando hinchas de River arrojaron piedras contra el micro que trasladaba a los jugadores de Boca. “Estamos frente a un evento internacional de una gran importancia y cuatro días antes prendemos fuego la ciudad por un partido de fútbol”, dijo para poner en tela de juicio la seguridad del G-20.

“El problema es la alteración de valores”, opinó y consideró que “hay un conjunto de valores construido desde las élites” que  tienen una “visión cultural de las izquierdas, donde la Policía no puede pegar, donde es agredida, donde en general se pone en duda el operativo policial".

En este aspecto, "la Argentina se ha degradado, y todos los que hemos estado en distintos ámbitos de la vida pública tenemos que asumir con autocrítica y hacernos cargos", añadió el titular del Bloque Justicialista de la Cámara alta.

Además, criticó que "no se puede reprimir en la Argentina” porque “está prohibida esa palabra”. “Estamos con valores totalmente distorsionados. Es muy difícil este país como está", indicó y consideró que una de las razones de eso es que “durante los últimos 12 años, la seguridad no podía reprimir”. "La policía francesa, frente a un evento como este, ¿sabés lo que hace? Pega en serio", dijo durante una entrevista por el canal América.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ