Firpo fue excarcelado luego de un juicio abreviado en el que se acordó una condena de dos años
El que tiró la piedra volvió a su casa
En el acuerdo, que para hacerse efectivo será homologado el jueves que viene por la titular del Juzgado Penal y de Faltas Nº 28, María Julia Correa, se indica que el acusado no puede ingresar a la cancha de River ni estar en las inmediaciones.
El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca.El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca.El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca.El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca.El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca.
El momento en el que se produce el ataque al micro de Boca. 

El hincha de River acusado de atacar al micro de Boca en la previa a la final de la Copa Libertadores, en Nuñez, el 24 de noviembre último, hecho que obligó a suspender el partido, fue excarcelado ayer tras un juicio abreviado en el que su defensa y la fiscalía acordaron una condena de dos años y cuatro meses de prisión, informaron fuentes judiciales. Se trata de Matías Firpo, quien fue detenido el martes último en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, partido de La Matanza. Los voceros dijeron  que durante un juicio abreviado la fiscal Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6, Adriana Bellavigna, acordó con el defensor de Firpo, Ricardo Vallejos, una condena de dos años y cuatro meses de prisión para el hincha, quien además deberá cumplir con 180 días de trabajo comunitario y un curso de reglas de convivencia.

En el acuerdo, que para hacerse efectivo será homologado el jueves que viene por la titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 28, María Julia Correa, se indica que Firpo no puede ingresar a la cancha de River ni estar en las inmediaciones.

De esta manera, el hincha aceptó su responsabilidad como autor de los delitos de lesiones agravadas por ser en ocasión de un espectáculo deportivo, en concurso ideal con la coautoria de lesiones dolosas (dolo eventual) contra jugadores de Boca e incitación, instigación o provocación para formar grupos para cometer ilícitos.

Un vocero judicial dijo que Firpo “se arrepintió” durante la audiencia con la fiscal Bellavigna, quien fue la funcionaria que comenzó una investigación de oficio el mismo el 24 de noviembre, momentos después de que se produjeran los desmanes contra el micro de Boca.

La investigación del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, en conjunto con la Policía de la Ciudad, permitió identificar a la persona luego detenida mientras arrojaba elementos contundentes contra el micro.

El allanamiento al domicilio de Firpo fue autorizado por la jueza Mary Mabel Castillo, del Juzgado de Garantías Nº 1 de La Matanza, y la orden de detención solicitada por la fiscal fue librada por la jueza Correa.

Durante la investigación se trabajó sobre una gran cantidad de imágenes obtenidas del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) y de la Policía de la Ciudad y las propias de River, junto a filmaciones de las redes sociales y otras aportadas por los vecinos. En ellas se pudo identificar a un hombre con una gorra roja cuando arrojaba un elemento contundente sobre el micro del equipo de Boca, quien luego pudo ser identificado como Firpo.

Los investigadores lograron establecer la trayectoria del atacante desde los incidentes hasta su ingreso al estadio, y de esa forma obtener su identidad a través de los controles allí emplazados.

Se llevó a cabo finalmente la identificación fehaciente de esa persona a través de diferentes bases de datos, lo que se sumó a un relevamiento de las redes sociales en las que aparecía.

A partir de que Firpo cambió su apariencia física después de los incidentes, los investigadores tuvieron que probar con diferentes fotos obtenidas de las redes sociales que muestran los cambios físicos del imputado, durante los meses precedentes al pasado 24 de noviembre. Una vez identificado, la fiscal Bellavigna solicitó la detención y el allanamiento del domicilio de Firpo.

La agresión al micro que trasladaba al plantel de Boca provocó heridas y lesiones en distintos jugadores y obligó a la suspensión de la Superfinal ante River, en el Monumental, revancha del 2-2 de la ida (jugado en la Bombonera el domingo 11) y que se terminará disputando el próximo domingo en el estadio Santiago Bernabéu, de Real Madrid de España.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ