Sandra Vázquez y Jorgelina Avigliano se presentan en Bebop Club
Encuentro femenino de blues y funk

Deborah Dixon fue la celestina musical que las unió. Ambas (Sandra Vázquez y Jorgelina Avigliano) habían sido invitadas a la banda de la cantante costarricense (ex Blancanblus) y el flash mutuo hizo que se empezaran a frecuentar una a otra en sucesivos shows. “Nos escuchamos mutuamente y flasheamos las dos con lo que hacía cada una”, refrenda Avigliano, saxofonista estable de las bandas de Dixon, y de Daniel Raffo. “Cuando escuché sonar la armónica de Sandra caí en que era todo lo que necesitaba para admirarla y quererla, y desde ese día comenzamos a tocar juntas. El empuje musical es lo que nos une”, amplifica la también líder de La Shork Funk, quien transformará lo dicho en acto esta medianoche en Bebop Club (Moreno 364), a fuerza de un repertorio que conjugará la flor y nata del funk (piezas de Maceo Parker, Fred Wesley y James Brown, entre otros), más algún arrebato de Luis Alberto Spinetta.

 “Mi set es todo relacionado al funk y al soul, y pensamos que está bueno juntar en un show dos estilos distintos, porque el blues y el funk son buenos hermanos musicales. Mis preferidas entre las que voy a tocar son “Up Funk”, de Maceo, y “Soul Power” de  Brown”, refiere y anticipa Avigliano, dando pie a la intervención de Vázquez, cuya sólida y singular armónica pasó por las músicas en vivo de León Gieco, Miguel Cantillo, la Mississippi, Botafogo, Ciro Fogliatta y Claudio Gabis, entre otros clásicos del rock and blues hecho en la Argentina. “En mi caso” -interviene ella-voy a tocar temas de algunos referentes de la armónica diatónica en el blues. Estoy hablando de Little Walter, Walter Horton, Slim Harpo, e incluso algunos más actuales como “Little Bitty Pretty One”, de Rod Piazza”, prevé la armoniquista, que también promete su versión de “Una casa con diez pinos” de Manal más “un par de standards de jazz”

 “La armónica y el saxo son instrumentos de viento y súper expresivos”, vuelve Avigliano, con el fin de profundizar en la alquimia de instrumentos. “Cada timbre tiene su particularidad y permite distintos recursos, pero estas sonoridades combinan muy bien para los estilos que hacemos ambas”. A Jorgelina se la puede ver todos los días como parte de la banda del Zorrito Von Quintiero que musicaliza en vivo el programa de Germán Paolosky en Fox Sports, mientras que Sandra atraviesa sus días entre la docencia, los shows propios y las intervenciones recurrentes (muy, a esta altura) en otros proyectos. 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ