Nueva marcha en París al grito de "Macron, dimisión"
Crece el apoyo a los estudiantes franceses detenidos ayer
Imagen: AFP

Miles de estudiantes secundarios se movilizaron por las calles de París para respaldar las demandas de los chalecos amarillos y rechazar la controvertida detención de 151 alumnos ocurrida ayer en la localidad de Mantes-la-Jolie. "Macron, dimisión; Macron, dimisión", fue el cántico que entonaron durante la marcha, que estuvo rodeada por un fuerte operativo policial.

La denuncia pública por la detención masiva de estudiantes tuvo lugar en la Plaza de la República, en París, cuando varias decenas de jóvenes se arrodillaron y pusieron sus manos en la cabeza, tal como la policía francesa había forzado a los estudiantes del suburbio del oeste de la capital francesa. 

Es la primera vez que los secundarios marchan por el centro de la capital de Francia, una movilización que estuvo precedida por otras en distintas ciudades del país desde el lunes pasado, cuando comenzaron las tomas de diferentes colegios en solidaridad con los chalecos amarillos y en rechazo a las reformas que el gobierno de Macron anunció en el sistema educativo.

Los estudiantes exigen que se dé marcha atrás con la reforma del bachillerato y del ingreso a la universidad impulsadas por el oficialismo. "Esperamos que nos escuchen y que anulen las reformas anunciadas", dijo a AFP Jeanne, una estudiante de último año del instituto Jean-Jaurès en Montreuil, un suburbio parisino. 

Natacha, una profesora que se declara en huelga, afirmó que su deber es estar "junto a los jóvenes". "Hay un clima insurreccional, es el momento de expresar nuestras reivindicaciones", añadió.

Las convocatorias de hoy y las previstas para mañana proliferaron en las redes sociales, despertando los temores de las autoridades de que se repitan los enfrentamientos entre policías y manifestantes que dieron la vuelta al mundo el fin de semana pasado. 

La Torre Eiffel, la Ópera y una decena de museos de la capital, incluyendo el Grand Palais, el Louvre y Las Catacumbas, no abrirán al público. Los cierres preventivos, sin embargo, no se limitarán a la capital. En Burdeos (oeste), donde también se produjeron choques violentos la semana pasada, la alcaldía anunció el cierre de otra decena de museos en prevención de enfrentamientos.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ