Enfrentamiento entre la empresa y los gremios
Madura otro conflicto en Aerolíneas

Los gremios aeronáuticos denunciaron ayer una postura intransigente de la gerencia de Aerolíneas Argentinas respecto de la discusión paritaria y acusan a la gestión de Luis Malvido, titular de la empresa, de fogonear el conflicto. El frente gremial aeronáutico se reunió con directivos de la línea de bandera para resolver el conflicto que escaló en las últimas semanas luego de que Aerolíneas decidiera suspender a un grupo de empleados que realizó asambleas el 8 de noviembre para reclamar por la activación de la cláusula gatillo pactada en la paritaria. Esta semana Malvido les había asegurado que no estaba en los planes del Gobierno privatizar Aerolíneas y Austral, algo sobre lo que los gremios alertan hace dos años por la contracción del negocio y la cesión de espacio a manos de aerolíneas low cost. “Los funcionarios de turno constantemente fuerzan situaciones e interpretaciones que fomentan el conflicto, e indefectiblemente hacen fracasar cualquier oportunidad de diálogo o acuerdo”, denunció el frente gremial, que se declaró en “estado de alerta y movilización”. 

El conflicto se inició con el reclamo de los trabajadores por la decisión de la empresa de no pagar la cláusula gatillo del acuerdo paritario de 2017, por la que los sueldos de octubre debieron haber tenido un aumento del 6,5 por ciento. AA no liquidó esa recomposición alegando que la cláusula había vencido el 30 de septiembre. Los empleados realizaron una serie de asambleas que la empresa castigó con suspensiones de hasta 15 días sin goce de sueldo. Actualmente, según señalan los gremios, continúa sin reconocer su vigencia, pero accede a destrabar la situación haciendo una propuesta de pago. 

En medio de esta escalada de conflicto, en la cual distintos funcionarios pusieron en el centro de la discusión el costo en subsidios y la situación de supuesta bancarrota de la empresa, la dirección de Aerolíneas continuó esta semana con el plan desgaste. En un insólito comunicado difundido el jueves aseguró que “como consecuencia de las medidas de fuerza realizadas por los diferentes gremios aeronáuticos, la compañía transportó en noviembre un 12 por ciento menos de pasajeros que el mismo mes de 2017, con una puntualidad que se ubicó por debajo de las cifras medias del año”. No se registran muchos antecedentes donde una empresa promocione el empeoramiento de sus indicadores, aunque le atribuya la responsabilidad a los gremios. No obstante, según el Departamento de Estadística de Navegación Aérea Argentina, la pérdida de mercado de Aerolíneas va más allá de lo ocurrido durante el último paro. En noviembre perdió 30 puntos de cuota de mercado en vuelos internacionales en términos interanuales y 9 puntos en cabotaje a manos de firmas low cost. 

El lunes Malvido recibió a los dirigentes de los seis sindicatos de la línea de bandera, a los que aseguró que AA no va a ser privatizada y, por el contrario, “va a agrandarse”. El directivo aseguro que la paritaria 2018-2019 deberá discutirse con modificaciones en el marco laboral “que hacen a la productividad”. Ayer continuó la reunión con las áreas técnicas correspondientes y con los gremios. “El Área de Relaciones Laborales adoptó una postura intransigente y contraria a lo conversado previamente, forzando al fracaso la instancia de negociación”, informó en el comunicado el frente gremial.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ