Rodrigo Eguillor fue obligado a bajarse del tren
El día en que llegó la condena social
Eguillor, al momento de bajar del tren.Eguillor, al momento de bajar del tren.Eguillor, al momento de bajar del tren.Eguillor, al momento de bajar del tren.Eguillor, al momento de bajar del tren.
Eguillor, al momento de bajar del tren. 
Imagen: Captura de pantalla

Los pasajeros de una formación del ferrocarril Mitre increparon por la tarde y lo obligaron a bajarse a Rodrigo Eguillor, cuya imagen se hizo pública por la viralización de un video grabado mientras forcejeaba con una chica de 21 años en un departamento de San Telmo y está acusado de abusar de la joven.

El hecho se conoció también debido a un video, que también se viralizó, grabado por distintos pasajeros de la formación, cuando el tren de la Línea Mitre que cubre el trayecto Retiro-Tigre se detuvo en la estación Núñez.

El jueves por la mañana, Eguillor había sido liberado y por la tarde acudió a los medios para continuar con su defensa mediática, hecho que generó el rechazo en las redes sociales.

Ayer por la tarde fue reconocido por los pasajeros del tren. “Acá no te hagas el picante porque te bajo y te rompo todos los dientes”, puede escucharse en el audio del video que circuló en los medios. “Vamos a la estación que quieras, te bajo todos los dientes, mono”, también se escucha, además de amenazas y desprecios hacia su persona, mientras Eguillor asentía con la cabeza.

“No, no, él se hace el malo con las mujeres nada más, abusa de mujeres”, gritó una mujer, lo cual generó que el mismo hombre reincidiera en la provocación y en los insultos: “Te hacés el malo con las mujeres, ¿no? Hacete el malo conmigo, tratá de agarrarme a mí del cuello”.

Una pasajera le pidió al hombre que se calmara y que dejara de agredirlo: “No se está haciendo el vivo con nadie acá”, le dijo, a lo que el hombre respondió: “Acá no se va a hacer el vivo con nadie, obvio. Ya se hizo el vivo con alguien, ¿Qué lo vas a defender a él?”.

El tren fue detenido por los pasajeros. Allí Eguillor se paró y se ubicó al lado de una de las puertas. “Vos das vergüenza, tendrías que bajarte”, “Nadie hace nada esperemos que lo bajen”, le gritaron.

El acusado de abuso sólo atinó a responder cuando le pidieron que se bajara: “Nadie me va a bajar”. “Bajate, flaco, dale”, le insistieron. Una mujer se mostró activa para que ello sucediera: “¿Sabés qué pasa? Yo no me quiero ir a la comisaría, ni a declarar, ni un carajo. Me quiero ir a mi casa. Bajate del tren”, le exigió.

Eguillor decidió entonces descender de la formación y continuó siendo insultado por los pasajeros.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ