María Eugenia Vidal y el protocolo de uso de armas de fuego
Una diferencia poco profunda
La gobernadora advirtió que en su provincia existe una ley que regula el uso de armas en la Policía Bonaerense, aunque reconoció que es “bastante similar” al protocolo de Bullrich. Se diferenció de las críticas de Elisa Carrió.
La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich.La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich.La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich.La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich.La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich.
La gobernadora María Eugenia Vidal advirtió que la ley bonaerense es similar al protocolo de Bullrich. 
Imagen: NA

La gobernadora María Eugenia Vidal no fue tan contundente como lo fue su secretario de Derechos Humanos, Santiago Cantón, a la hora de mostrar diferencias con el protocolo del Gobierno nacional sobre el uso de armas de fuego en las fuerzas de seguridad. Sus dichos fueron más cuidados sobre este tema y en todo caso se limitó a resaltar que la provincia de Buenos Aires lo que rige es una ley y no una resolución ministerial. Pero para que no se enojen en la Casa Rosada, advirtió que la norma bonaerense es “bastante similar a lo que acaba de hacer la ministra Bullrich”. 

La polémica que se generó por el protocolo obligó a Vidal a tomar posición sobre el tema. Eso sí, antes lo hizo a través de sus funcionarios. El primero fue Cantón, quien criticó el protocolo porque “no respeta los principios esgrimidos desde Naciones Unidas, por lo que el uso de armas de fuego queda diluido y resulta ser vago por lo que genera un peligroso antecedente para la ciudadanía” y anticipó que era innecesario adherir porque la provincia tiene una ley específica. Este el punto de total coincidencia con la gobernadora, quien en declaraciones al canal de noticias TN dijo que “en la provincia ya existe una ley vigente desde 2006, que define claramente cómo debe actuar la Policía en el uso de armas de fuego”. 

La senadora provincial por el FpV-PJ, Teresa García, no cree que los dichos de Vidal marquen una diferencia o una distancia con la política de seguridad que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri. “Bailan el mismo minué”, indicó la legisladora y advirtió que no hay que confundirse con las supuestas diferencias de criterio con respecto al protocolo porque  entre ambos “no hay diferencias de fondo”. Es más, señaló que detrás de la iniciativa de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hay una puesta en escena con clara intención electoral porque la funcionaria “se quiere mostrar como una dama de hierro y así poder pelear por ser candidata a vicepresidenta”, indicó García.

En ese sentido, Vidal pareció confirmar la tesis de la senadora García cuando indicó que “La ministra Bullrich como el Presidente, y el ministro (Cristian) Ritondo y yo, coincidimos en que hay que darle a la policía todas las herramientas para hacer cumplir la ley”.

Por otra parte, la gobernadora resaltó que su administración se preocupó en “profesionalizar” a la policía porque, recordó, que cuando ella asumió encontraron efectivos que nunca habían disparado su arma reglamentaria y que con una formación de cuatro meses salían a la calle. “Creo que hay que respaldar a la policía que trabaja bien”, dijo para luego agregar que “le tenemos que dar todas las herramientas para que nos protejan, porque sino le estamos dando un mensaje a la policía para que no actúe”.

Vidal no olvidó la crítica que la diputada Elisa Carrió hizo al protocolo y a la ministra Bullrich. Sin salirse del tradicional libreto del macrismo, Vidal aseguró que en Cambiemos “hay una democracia interna que lo permite el Presidente”. Luego agregó que la diputada de la Coalición Cívica tiene derecho a dar su opinión pero reconoció que “no estoy de acuerdo con Lilita”. Es más, dijo que si la diputada quiere hablar con Macri “no tiene más que llamarlo. Siempre abre su agenda para recibirnos”. En este sentido, el diputado macrista Daniel Lipovetzky rechazó de plano los dichos de Carrió y aseguró que “este tipo de debates se dé puertas adentro antes que en una red social”. Luego defendió el protocolo al sostener que “quiero que la Policía me cuide y para eso tiene que tener de alguna manera facultades para intervenir en casos excepcionales”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ