Irizar le llevó un proyecto al gobernador Lifschitz
Por una ciudad sin zanjas en ocho años
Lifschitz con Leone recibieron a Irízar.Lifschitz con Leone recibieron a Irízar.Lifschitz con Leone recibieron a Irízar.Lifschitz con Leone recibieron a Irízar.Lifschitz con Leone recibieron a Irízar.
Lifschitz con Leone recibieron a Irízar. 

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se reunió ayer con la concejala  Verónica Irízar, para avanzar en el proyecto "Rosario sin zanjas". De la reunión también participó el secretario de Hábitat de la provincia, Diego Leone.

"Nos trajo una propuesta de trabajo para que en los próximos años en la ciudad se eliminen las zanjas. Son casi 6 mil cuadras las que se necesitan llevar adelante y la propuesta que es hacerlo en ocho años, en dos periodos de cuatro años, lo que nos parece un tiempo razonable", sostuvo Lifschitz."Vamos a profundizar este proyecto, y vamos a tratar de ponerlo en marcha el año próximo, con el aporte de la provincia y del municipio", concluyó.

Por su parte, Irízar aseguró: "La ciudad tuvo primero el desafío de avanzar con las obras de cloacas, y hoy la verdadera transformación de los barrios viene por el lado de eliminar las zanjas, de tener pavimentos definitivos, pavimentos urbanos que transformen los barrios y por eso estamos convencidos que para el futuro de Rosario es fundamental avanzar en un mecanismo similar donde tengamos el aporte de la provincia y el aporte de la ciudad".

"Hoy, con la decisión del gobernador de poder avanzar con el proyecto, nos va a permitir avanzar con los primeros barrios, como Matheu, Uriburu y La Guardia, Santa Teresita, y en completar la traza de 27 de febrero desde Avellaneda hasta Francia; el desafío es enorme", remarcó.

 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ