Pichetto y Garavano

Entre quienes salieron a celebrar la decisión del TOF 4 que dejó en libertad a Amado Boudou estuvo el jefe del bloque de senadores de Argentina Federal, Miguel Angel Pichetto, quien consideró que el ex vicepresidente “no debería haber ido preso”. Según Pichetto, “fue detenido mal y ahora lo soltaron porque habilitaron el recurso extraordinario” y resaltó que “esto pone en descreimiento el sistema”. Además, cuestionó “la justicia instantánea de los medios donde a la mañana procesan y a la tarde juzgan”. En cambio, el ministro de Justicia, Germán Garavano, calificó como “un retroceso” la decisión del TOF. “Es una posición que personalmente no comparto. En su momento ya cuando fue la condena de algún modo me pareció bien la decisión del Tribunal de hacer efectiva la detención. Cuando las penas son a cumplir, cuando uno es condenado, pierde la inocencia. Así está previsto en el nuevo código procesal penal que se logró la aprobación la semana pasada en Diputados”, señaló Garavano. “Lamentablemente esto es un retroceso, pero es una decisión de la Justicia que el Gobierno respeta. Estamos trabajando incansablemente a través de ‘Justicia 2020’, por eso se logró aprobar el nuevo Código Procesal”, observó.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ