Defensa y Justicia, la revelación de la Superliga
De extra a protagonista

Terminada la primera parte de la Superliga, Racing lidera la tabla. Pero es Defensa el único equipo invicto, con ocho victorias y seis empates en 14 presentaciones, ya que tiene un partido pendiente con River. Está a seis unidades de la punta y pretende dar el golpe. Las estadísticas del torneo reflejan algo del estilo que pregona el entrenador Sebastián Beccacece: el Halcón de Varela es el cuadro con mayor cantidad de pases (6613) y también el de mayor efectividad en ese ámbito (80 por ciento). Además es el sexto con más remates al arco (184). Los resultados lo avalan y hasta los rivales lo destacan. “Defensa y Justicia es el que más me gusta cómo juega”, afirmó hace poco Lisandro López, capitán y goleador de la Academia. 

“No sé si lo imaginábamos de tal manera, pero uno siempre apuesta”, dijo el presidente José Lemme sobre el técnico de 37 años, a quien pondera por “las horas de trabajo, el empeño y el esfuerzo que hace para que los jugadores  entiendan su pensamiento; es mucho más exigente que otros técnicos”. El vínculo con el ex DT de la U de Chile es hasta diciembre de 2019, pese a que lo sondearon desde la Ribera. “El plantel de Boca se lo come en diez minutos”, dijo por Fox Sports el conductor Sebastián Vignolo, y aclaró: “No es que no tenga capacidad, me parece un gran entrenador. Pero hay momentos y momentos”, dijo con relación a Beccacece.

Lo cierto fue que, ya en el terreno internacional, el humilde Defensa –que subió a Primera en el segundo semestre de 2014, luego de ser subcampeón de la B Nacional detrás de Banfield– hizo un campañón y rozó las semifinales de la Copa Sudamericana. Si bien había caído 2-0 en la ida en Barranquilla, Junior lo eliminó en cuartos aun perdiendo 3-1 por el peso del gol de visitante. “Nos robaron”, le gritó el técnico en la cara al árbitro Raphael Claus al final del encuentro disputado en la cancha de Independiente. Es que el brasileño, a instancias del VAR, anuló un gol a Defensa, que fue muy superior a los colombianos. Fabián Bordagaray aun lo tuvo en el descuento, pero su remate dio en el travesaño. “Fue un espectáculo el partido que jugó Defensa. Les pedí cuatro goles y los hicieron. Me siento representado por estos futbolistas, que muestran que tienen hambre y sueños”, destacó esa noche Beccacece tras el partido con el equipo de Teo Gutiérrez, que luego caería en la final ante Paranaense de Brasil.

Un poco antes, a mediados de año y antes de retornar al Halcón, al que ya había dirigido entre 2016 y 2017, Beccacece –entonces ayudante de campo de Jorge Sampaoli en la Selección– le anunciaba a la AFA que dejaba su cargo. Y que además no entrenaría a la Sub 20. Rusia 2018 era una ilusión para la Argentina, sin embargo se transformó en un dolor de cabeza debido a la discreta campaña. “Después del Mundial no he vuelto a hablar con Jorge. Seguramente necesitamos tiempo para procesar todo lo pasado. Nunca se sabe si uno está preparado o no para llegar a la Selección. Cuando las cosas no salen, es inevitable sufrir, pero eso también es parte del aprendizaje. Todos los lugares enriquecen”. Palabra de Beccacece, un devoto de Marcelo Bielsa que escucha, entre otros, a Andrés Calamaro y Los Piojos. Y que revolucionó Florencio Varela con su filosofía de juego.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ