Por las fotocopias de los cuadernos
Bonadio secuestró cuadros y obras de arte de CFK
Imagen: Noticias Argentinas

El departamento de la senadora y expresidenta Cristina Kirchner fue escenario anoche de un nuevo procedimiento policial en el que se secuestraron 33 cuadros y obras de arte. Se trata de una medida que había quedado postergada desde agosto pasado, cuando se concretaron los procedimientos judiciales sobre la propiedad de CFK en el marco de la causa que investiga las supuestas coimas narradas en fotocopias de cuadernos que nunca fueron hallados por la Justicia.

La senadora cuestionó esa medida a través de su cuenta de Twitter. Acusó a la prensa oficialista de usar el allanamiento para distraer a la población sobre  el aumento de tarifas dispuesto ayer por el gobierno de Mauricio Macri. “Hoy 28 de diciembre #DiaDeLosInocentes, Clarín pone en tapa los aumentos de todo y una foto de las “33 obras de arte de Cristina” para que vos creas que en mi casa había un museo y te indignes por eso y no por los nuevos tarifazos de la luz, del gas y del transporte. De manual”, criticó.

El procedimiento tuvo lugar en el departamento de Juncal y Uruguay, en el barrio porteño de Recoleta, y el valor estimado de las obras secuestradas oscila los 4 millones de dólares. Se llevaron pinturas, jarrones y esculturas que quedarán en el juzgado de Claudio Bonadio, quien dictó la medida.

El allanamiento tuvo lugar entre las 20:20 y 22:20 de ayer y estuvieron a cargo brigadas de la Policía Federal. Fue similar al efectuado hace cuatro meses en el mismo lugar y en la casa que la exmandataria posee en la capital santacruceña de Río Gallegos. La diferencia es que en esta ocasión el secretario de CFK fue el que se encargó de entregar el material a los efectivos de la PFA.

El procedimiento en Recoleta de hace unos meses superó las 12 horas, mientras que el operativo en Santa Cruz duró 72 horas. Días después, el abogado defensor de Cristina, Carlos Beraldi, difundió un comunicado en el que ella hizo un extenso descargo sobre los allanamientos realizados en los domicilios.

Y el mismo Beraldi señaló entonces: "Por disposición del juez Bonadio me fue obligado a retirarme del domicilio y así evitar que yo, como abogado defensor, controle el procedimiento".

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ