El ciclista que alcanzó al “motochorro” le dio cátedra a un periodista
Educando al presentador de TV
Se esperaba de él un llamado a la justicia por mano propia. Pero el ciclista, víctima de un robo, analizó el hecho en otros términos: “El cierre de las fábricas, el costo de la vida, tiene que ver muchísimo con los casos de inseguridad, que van a ser cada vez más”. Distinta hubiera sido la historia, si el asaltante “hubiera tenido otras oportunidades”

La noticia fue presentada con títulos como “El ciclista que persiguió y atrapó a un motochorro”, “Pedaleó por lo suyo” y "El asaltante capturado por su propia presa”. La hazaña fue aplaudida por panelistas y conductores de TV. El protagonista de la escena fue proclamado abanderado de la justicia por mano propia. Sin embargo, cuando tuvo la oportunidad de hacer oír su voz, el ciclista, Juan Pablo Telez, sorprendió con una postura alejada de la venganza y un análisis de la delincuencia como emergente del deterioro de las condiciones de vida. Increpado por un conductor del canal TN, el joven dio vuelta cada pregunta casi con vocación docente hacia quienes esperaban de él llamamientos a la lapidación del “motochorro”.

Telez relató los hechos ante el conductor. Dijo que estaba viajando en una de las bicicletas públicas del Gobierno de la Ciudad, ya que “el precio del transporte público es totalmente privativo estos días”. “¿Te manoteó una moto?”, lo llevó al grano el presentador. A lo que el joven contestó: “Pensé que con el tráfico podía llegar a alcanzarlo. No es muy rápida esa bicicleta pero lo intenté y tuve suerte (…) No quería ningún linchamiento, no tengo animosidad”.

"Si vamos a hablar de inseguridad, de educación y de oportunidades, me parece que la noticia también tiene que ser el cierre de todas las escuelas nocturnas y el cierre de tantas fábricas”, dijo Telez. “¿Te parece que lo de las escuelas tiene algo que ver con un motochorro? ¿Lo justificás?”, retrucó ya visiblemente molesto el presentador de noticias. “Sí, por supuesto. El cierre de las fábricas, el costo de la vida, me parece que tiene que ver muchísimo con los casos de inseguridad, que van a ser cada vez más. Estaría buenísimo que (el asaltante) hubiera tenido otras oportunidades” fue la respuesta del ciclista.

“No pensé que estuviera armado, pero si me asusté cuando apareció un arma, que era la del policía de civil y después cuando aparecieron dos policías más que también apuntaban al que me estaba ayudando, sin saber que era uno de ellos”, había dicho sobre el tema horas atrás Juan Pablo. “El mayor momento de violencia fue cuando había tres armas apuntando hacia mí, sobre todo a partir de la doctrina Chocobar”, especificó Telez para aclarar que tuvo más miedo al gatillo de la policía que a la secuencia con el asaltante.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ