Mujeres indignadas

Centenares de mujeres “chalecos amarillos” se reunieron ayer en varias ciudades de Francia para dar una imagen inédita del movimiento. En París, las mujeres se reunieron en la plaza de la Bastilla y en la plaza de la República vestidas con gorros frigios y portando globos amarillos.

“A través de esta primera manifestación de mujeres, queríamos tener otro canal de comunicación que la violencia, porque todo lo que sale del movimiento en los medios son los actos de violencia y nos olvidamos del fondo del problema”, dijo Karen, una enfermera de 42 años de Marsella y una de las fundadoras del grupo Facebook “Mujeres chalecos amarillos”.

Pero no sólo en París, sino también en Toulouse (suroeste), Saint-Etienne (este) o en Rennes (oeste), centenares de mujeres desfilaron dirigiendo mensajes en particular contra el jefe del Estado: “Macron estás acabado, las chicas están en la calle”. En Caen, una ciudad ubicada en el noroeste de Francia, un centenar de mujeres, algunas acompañadas por sus hijos, desfilaron en las calles de la ciudad gritando consignas como “las mujeres con nosotras”, “Fuerzas de seguridad, antes de gasear, den a luz”.

En Toulouse, cerca de 300 mujeres se reunieron en la plaza Arnaud-Bernard antes de dirigirse hacia los bulevares del centro de la ciudad, según informó la prefectura. Una gran pancarta negra rezaba: “Precarizadas, discriminadas, indignadas, mujeres en primera línea”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ