Una doctrina rechazada

El titular del Observatorio de Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Walter Martello, publicó una declaración en la que, sostuvo que, tal como lo sostiene la doctrina la reducción de la edad penal es “sistemáticamente rechazada por la comunidad científica y académica en cualquier lugar del mundo dada su inconsistencia teórica, su distancia con los estándares internacionales y su ineficacia política-criminal. Por eso nos preocupa que el reduccionismo punitivo respecto a las problemáticas de las niñas, niños y adolescentes ya no sea un error conceptual sino una calamidad para toda política pública de la infancia basada en derecho.”

Martello sostiene que “por esas razones afirmamos la necesaria y urgente implementación de un Régimen Penal Juvenil que derogue la Ley 22.278 dictado por la dictadura para garantizarle a los niños, niñas y adolescentes todos los derechos reconocidos para los demás seres humanos, pero a su vez garantizándoles la protección especial que se les debe brindar en razón de su edad y etapa de desarrollo, conforme a los objetivos principales del sistema de justicia juvenil. A saber: la rehabilitación, su formación integral y su reinserción social a fin de permitirles cumplir un papel constructivo en la sociedad.”

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ