Ni derechos, ni seguridad

“La mano dura como demagogia electoral irresponsable” se titula la declaración que difundió la Comisión Provincial por la Memoria, en rechazo a la iniciativa de Cambiemos para bajar la edad de imputabilidad a los 15 años. Para la CPM, “la medida no tiene ningún fundamento cómo política de seguridad porque, a pesar del estigma social que recae sobre los jóvenes pobres, su incidencia en la comisión de delitos es mínima, llegando apenas a un 3 por ciento del total en el caso de jóvenes hoy imputables entre 16 y 18 años y a un porcentaje ínfimo si tomamos los menores de 16 años sobre los que se pretende bajar la edad”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ