Empate en el debut

El seleccionado argentino de handball, Los Gladiadores, igualó ayer 25-25 con Hungría en Copenhague, en el debut del grupo D del Mundial de Alemania y Dinamarca. El lateral izquierdo Pablo Simonet fue el goleador argentino al anotar en seis ocasiones sobre 12 intentos, seguido por el central Manuel Crivelli, con cinco tantos en seis lanzamientos; mientras que Hungría tuvo al lateral derecho rival Zsolt Balogh como principal vía de gol y figura del juego, ya que aportó 11 tantos.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ