Otro rechazo a la baja de la edad de imputabilidad
“Un paso hacia la muerte de pibes”

El Colectivo de Teología de la Liberación “Pichi Meisegeier”, un grupo integrado por militantes católicos, sumó su repudio y se opuso “enérgicamente al proyecto de baja de edad de imputabilidad propuesto por el gobierno nacional que no hace más que profundizar la mirada punitivista, estigmatizadora e inhumana de un proyecto político de ajuste, exclusión y muerte”.

La declaración va en línea con la realizada por la Comisión de Derechos Humanos por la Inclusión, otra organización católica integrada por sacerdotes, religiosas y laicos que se pronunció en el mismo sentido adhiriendo a su vez a un pronunciamiento anterior de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia del Episcopado.

Ahora el Colectivo de Teología de la Liberación señala que “como decía el querido y recordado Carlos Cajade, la primer seguridad para nuestrxs pibxs es la de la ternura, el abrazo, el trabajo digno para sus papás y sus mamás, el pan en la mesa, el guardapolvo blanco, la vivienda y la salud, porque si no existe esta seguridad para ellxs, no existirá seguridad para nadie”. El grupo argumenta además que “bajar la edad de imputabilidad es condenar a nuestrxs pibxs a un sistema perverso que tiene sus bases en las fuerzas de ‘inseguridad’ y en una justicia penal que sólo tiene rostro condenatorio para lxs pobres”. Al mismo tiempo se formula un pedido a dirigentes y legisladores para que “se opongan a esta iniciativa que marcaría no sólo un retroceso en la conquista de derechos, si no un paso más hacia la muerte de nuestrxs pibxs más pobres”. Por último, señalaron que “debemos ser clarxs y dejarnos de eufemismos” porque “el gobierno macrista y vidalista es asesino y genocida”.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ