Inquilinos en crisis

Los alquileres de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires subieron alrededor de un 30 por ciento el año pasado, calculó el portal Inmuebles Mercado libre, con lo cual el precio promedio para alquilar un departamento quedó el mes pasado en 13.581 pesos por mes. De cara a 2019, la renovación de contratos tiene un piso del 30 por ciento e incluso la entidad Inquilinos Agrupados denuncia que en el mercado está instalada la renovación semestral del orden del 15 al 20 por ciento. “El 2019 será un año difícil para los inquilinos. La imposibilidad de seguir pagando los alquileres se viene materializando en sectores cada vez más amplios de quienes alquilan”, advierte Gervasio Muñoz, titular de Inquilinos Agrupados. “Las consecuencias para el sector son gravísimas. A algunos les impide llevar una vida digna, ya que destinan la mitad o más de sus ingresos en el pago del alquiler, las expensas y las tarifas de servicios públicos. A otros, directamente, les impide renovar sus contratos, obligándolos a buscar opciones que deterioran su calidad de vida. Por ejemplo, mudarse a viviendas más pequeñas y más alejadas, alquilar habitaciones con baño y cocina de uso común o compartir viviendas con padres, hijos o hasta desconocidos”, agregó Muñoz.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ