El Gobierno dictó la conciliación pero los gremios ratifican el paro
Los pilotos mantienen el curso
El Ministerio de Trabajo pretende desactivar la huelga por 48 horas que APLA y UALA convocaron para mañana y pasado ante la decisión de la administración macrista de habilitar a los pilotos extranjeros a volar en las líneas aéreas nacionales. "Los aviones no despegarán", afirmó Pablo Biró.
Imagen: EFE

El Gobierno reaccionó ante el anuncio de los pilotos de líneas aéreas de la convocatoria a un paro por 48 horas mañana y pasado y dictó la conciliación obligatoria para desactivarlo. La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA) habían anunciado la medida de fuerza frente a la decisión de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de insistir en habilitar a los pilotos extranjeros a volar en las líneas aéreas nacionales. Pablo Biró, titular de APLA, aseguró a Página/12 que la conciliación “el ilegal” porque ya se vencieron todos los plazos que dispone la ley y ratificó que mañana, a partir de las 6 de la mañana, “los aviones no despegarán”.

La conciliación obligatoria fue dictada por el Ministerio de Producción y Trabajo. Como parte de esa decisión, la cartera conducida por Dante Sica citó a los los gremios a una reunión mañana, a la que también fueron convocados representantes de la ANAC. Ni APLA ni UALA habían sido aún notificados de la conciliación.

El objetivo de la convocatoria es retomar las negociaciones, que quedó trabada cuando la ANAC decidió mantener vigente la resolución 895/18 que habilita la revalidación de licencias de pilotos extranjeros. Fue esa decisión del organismo que depende del Ministerio de Transporte que dirige Guillermo Dietrich, la que había provocado en diciembre pasado la protesta y un paro de 48 horas por parte de los pilotos afiliados a APLA y la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA). En ese contexto y como la medida de fuerza se iba a realizar sobre las fiestas de fin de año, Dietrich pidió al Ministerio de Producción y Trabajo que dice la conciliación obligatoria.

La conciliación levantó el paro y la suspensión de la resolución 895. A partir de allí hubo dos reuniones en el ámbito de la Secretaría de Trabajo donde la ANAC había propuesto una prórroga de la resolución pero que no disolvía el origen del conflicto.

El lunes pasado se realizó la segunda reunión. Las autoridades de la ANAC no concurrieron sino que estuvieron representadas por los abogados del organismo, quienes solo atinaron a ofrecer una nueva prórroga. Esta oferta fue rechazada por los gremios. El titular de la ANAC, Tomás Insausti, decidió insistir con la resolución que para APLA implica "abrir libremente nuestros cielos a pilotos extranjeros para poder reemplazarnos si ejercemos nuestro derecho constitucional de huelga, así como lo admitiera el propio Insausti en las audiencias mantenidas". Frente a eso los gremios decidieron convocar a la medida de fuerza, que ahora el Gobierno procura desactivar.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ