En Pompeya, presionó dos veces el botón antipánico
Reclamo y búsqueda de una joven
Carla Soggiu, de 28 años, desapareció el martes a la noche en el barrio de Pompeya. Había denunciado a su ex por violencia, quien fue detenido a fines de diciembre. La joven presionó dos veces el botón antipánico, pero no aparece.
Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya.Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya.Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya.Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya.Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya.
Carla Soggiu tiene 28 años. Anoche realizaban una marcha en Pompeya. 

Carla Soggiu, una mujer de 28 años que vive en el barrio porteño de Pompeya, desapareció el martes a la noche después de haber tocado dos veces su botón antipánico. En diciembre del año pasado, Soggiu denunció a su ex pareja, Sergio Fuentes, por violencia de género. Aunque Fuentes está detenido en en penal de Marcos Paz, familiares y amigos de la mujer sospechan que puede tratarse de una venganza. Ayer se organizó una marcha pidiendo por la aparición de Soggiu.

El martes 15 Soggiu se fue a trabajar. Alrededor de las 18, llamó a su madre para avisarle que se dirigía a su casa, pero nunca llegó. “Salió de mi casa a las 15 y el último contacto fue a eso de las 18, vía telefónica, cuando me dijo que venía para casa”, contó Roxana, la madre de la mujer.

Según informó la Policía, Soggiu hizo sonar dos veces el botón antipánico que había solicitado después de denunciar a su esposo por violencia de género. “A las 20.07 horas del día martes se activó el botón antipánico de la damnificada”, afirmaron desde la fuerza de seguridad. A raíz de esta denuncia, enviaron un móvil a la casa donde Soggiu convivía con Fuentes, pero no dieron con ella. Sin embargo, confirmaron que lograron comunicarse con la víctima, quien les dijo que estaba “desorientada”.

Soggiu activó el botón antipánico por segunda vez a las 21.14 horas y la Policía se comunicó nuevamente con ella. La mujer les dijo que “se encontraba en un vehículo del cual no pudo aportar datos, en una calle de tierra con abundante barro”. El GPS ubicó la señal del dispositivo electrónico en la calle Río Cuarto al 400, cerca del domicilio de la víctima, pero cuando acudieron no la encontraron. Los agentes buscaron con perros en la calle de tierra cerca de las vías del tren para intentar encontrar un rastro de la mujer. Roxana confirmó que en ambas ocasiones, el botón antipánico se activó cerca de la casa de su hija.

El 26 de diciembre de 2018, Soggiu denunció a su pareja, Sergio Fuentes, con quien tiene dos hijos, por violencia de género. “El la golpeó, la tuvo privada de su libertad encerrada en la casa y no la dejaba salir”, afirmó la madre de Soggiu. Luego de la denuncia, Fuentes fue detenido y se encuenta en el penal de Marcos Paz, mientras que Soggiu se mudó con sus dos hijos de 4 y 2 años a la casa de sus padres, frente al domicilio que compartía con su pareja.

Amigos y familiares de la víctima sospechan que la desaparición podría estar vinculada a Fuentes, ya que su padre es ex agente de la Policía Federal. “No sabemos qué poder puede tener, cómo puede manejar las cosas”, sostuvo en declaraciones televisivas Verónica, una amiga de Soggiu. La joven de 28 años había recibido amenazas en los últimos días ya que debía declarar en el juicio contra su marido.

Por su parte, la madre de Soggiu expresó su preocupación por la salud de su hija. “Ella tiene una enfermedad que se llama hidrocefalia y tiene una válvula de derivación”, afirmó. La mujer manifestó que teme que su hija haya sufrido algún golpe en la cabeza que, sumado a su enfermedad, la haya dejado “desorientada”. 

Ayer a las 19 se hizo una marcha en Traful y Sáenz para pedir por la aparición de Soggiu. “Cualquiera que vea a Carla que se comunique con el 911”, rogó su madre. Al momento de su desaparición, la joven tenía puesta una remera negra con letras blancas, pantalón de jean azul y zapatillas de lona rosada y tiene un piercing del lado derecho de la nariz y un tatuaje de mariposa en el omóplato izquierdo.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ