Otro pronóstico fallido del Presidente
Macri, las velas y los cortes de luz
Imagen: Presidencia

"Todos queremos que las velas solamente las tengamos que usar para apagarlas en la torta, porque durante los últimos años las usábamos para una situación, a la cual pensamos que no vamos a volver." En agosto de 2017, el presidente Mauricio Macri se mostraba entusiasmado y se anima a realizar promesas sobre el fin de los cortes masivos de luz a partir de las inversiones que, tarifazo mediante, realizarían las empresas distribuidoras:  "Los cortes pasarán a ser parte del anecdotario y no de la realidad de los argentinos", insistía el mandatario.  Sin embargo, después de un día de intenso calor en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, fueron cerca de 300 mil usuarios que se quedaron suministro eléctrico y otros miles los que fueron afectados por la interrupción de los servicios de líneas de subte y tren. 

Macri lanzó aquella frase durante la puesta en marcha de la Central Termoeléctrica Parque Pilar, perteneciente al Grupo Pampa Energía, que controla Edesur, la distribuidora a cargo del sur de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. "Villa del Parque, Devoto, Villa Crespo, Santa Rita, Caballito y Almagro", enumeró Edesur esta tarde los barrios bajo su órbita que se quedaron sin servicio y apuntó, sin hacer mención, a Edenor: "Una falla externa a nuestra red afecta el suministro eléctrico". 

En la recorrida de 2017, cuando prometió que los cortes de luz serían parte del "anecdotario" de los argentinos, Macri estaba acompañado por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren —quien dejó su cargo en junio de 2018, tras ser la cara de los tarifazos planificados— y el CEO de Pampa Energía, el empresario Marcelo Midlin, controlante de Edesur —empresa que declaró un 284 por ciento de incremento en sus ganancias entre 2017 y 201— y comprador de IECSA, la empresa del Grupo Macri comprometida con la causa Odebrecht.   

"Con este principio de inversión se logró reducir el 45 por ciento de los cortes el verano pasado", agregaba el presidente y volvía sobre las promesas: "Esperamos este año aún bajarlos más".

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal también se había sumado a aquel recorrido entusiasta por la central termoeléctrica del grupo empresario encabezado por Midlin: "Que el esfuerzo de cada uno de los argentinos y, en particular los bonaerenses hicimos, se va a traducir en esto, que es energía en serio, que no haya más cortes, que podamos atravesar el verano tranquilos y que más industrias puedan crecer".  

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ