El Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela se reunirá en Montevideo
La Unión Europea y Uruguay quieren abrir un canal de diálogo
Imagen: AFP

Luego de que el Parlamento Europeo reconociera al autoproclamado Juan Guaidó como presidente interino, la Unión Europea anunció hoy que será coanfitriona junto a Uruguay de la reunión internacional sobre Venezuela que se hará en Montevideo el próximo 7 de febrero con la intención de abrir un canal de diálogo entre las partes. El grupo "apunta a contribuir a crear las condiciones necesarias a la emergencia de un proceso político y pacífico que permita a los venezolanos determinar su propio futuro, celebrando elecciones libres, transparentes y creibles", indica el comunicado conjunto de la UE y Uruguay.

En el texto, la jefa de la diplomacia europea, la italiana Federica Mogherini, y el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, aseguraron que coorganizarán la reunión inaugural del “Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela". El encuentro, del que participarán los ministros de Relaciones Exteriores, había sido convocado por el país oriental junto con México, que a último momento desistió de participar. “Primero se tienen que poner a dialogar las partes", explicaba recientemente el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

El 31 de enero Mogherini había anunciado que los miembros de la UE y algunos países latinoamericanos decidieron establecer el grupo, cuyo objetivo consistiría en crear las condiciones necesarias para la celebración de nuevas elecciones y lograr "una solución pacífica y democrática" a la crisis. En la reunión del próximo jueves estarán representados la UE con ocho de sus 28 miembros (Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, España, Suecia y Reino Unido), así como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay, como la contraparte latinoamericana. 

La UE le dio un ultimátum al gobierno de Venezuela el 26 de enero para que convoque elecciones, medida que fue repudiada y desconocida por Maduro por considerar que va en contra de la soberanía venezolana. Tiempo después, aceptó negociar la convocatoria a elecciones legislativas, no presidenciales. Fue entonces cuando el bloque, que no reconoce a Guaidó como mandatario, lanzó una iniciativa de diálogo. "Quiero dejar claro que el objetivo no es abrir un proceso de mediación ni un diálogo formal", sino "acompañar", matizó Mogherini”. El grupo ayudará a crear la confianza y las condiciones necesarias para que emerja un proceso creíble que permita a los venezolanos determinar su propio futuro a través de unas nuevas elecciones con todas las garantías", añadió. 

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ