Uno de los hijos de Lázaro
Otro Báez detenido

Martín Báez, uno de los hijos del empresario Lázaro Báez, quedó detenido por orden del Tribunal Oral Federal 4 que los juzga, junto con otras 23 personas, por lavado de dinero, ya que se detectó que transfirió 5,5 millones de dólares en plena investigación y de cuentas que están embargadas. El pedido de detención lo había hecho el fiscal Abel Córdoba en función de informes recibidos de la Unidad de Información Financiera (UIF) que revelaban movimientos de dinero en plena pesquisa. Para peor, había sido citado para presentarse el lunes y faltó, después de lo cual recibió una intimación de los jueces. Cuando acudió ayer por la mañana, le notificaron la prisión preventiva. Pidió quedar alojado en el mismo lugar que su padre.

“A pesar de que a partir del mes de abril de 2016 Martín Antonio Báez se encontraba procesado –sin prisión preventiva– con embargo dictado a su respecto, congelamiento de cuentas bancarias y demás medidas cautelares adoptadas, continuó realizando actos ocultos que permitieron la circulación de flujos millonarios de dinero burlando de ese modo las medidas adoptadas hasta la fecha”, dice la resolución de Néstor Costable, María Gabriela López Iñíguez y Adriana Pallioti. 

En el momento en que se la notificaron, pidió perdón y alegó que no se había presentado el día anterior por un problema de salud de su hijo.

En el juicio contra los Báez y otras personas, se investigan maniobras a través de las cuales habrían sacado más de 60 millones de dólares del país, a través de un entramado de cuentas y sociedades offshore. Parte de ese dinero, unos 32,8 millones, se estima que regresó a la Argentina. Al pedir la detención de Báez hijo el fiscal Abel Córdoba detalló los movimientos de dinero: en mayo de 2015 Martín Báez cierra una cuenta en el Banco Safra J. Sarasain de Suiza (correspondiente a la firma Foundation Kinski) y transfiere los fondos otra cuenta del Banco CBH LTD de Bahamas, a nombre de la empresa Eastern Shoreline Limited, cuyos beneficiarios finales eran él y sus tres hermanos. Se acreditan en ese entonces 10.339.975 dólares. Luego también la cierra y abre otra cuenta con Artincom International Tranding Corp. como beneficiaria. Señala Córdoba que toda la documentación vincula esta cuenta también con Martín Báez y que tiene movimientos hasta el 2 de agosto de 2018 en dólares y 17 de julio en euros, además de la creación de una subcuenta. De allí, advirtió, se sustrajeron 5,5 millones de dólares el año pasado.

Martín Báez tiene un embargo de 10.500.000 pesos, vehículos secuestrados y embargados, igual que otros bienes a su nombre, además de las cuentas congeladas. Por eso, dijo el tribunal al hacer lugar al pedido del fiscal, “las  operaciones detectadas exhiben la voluntad actual del acusado de quebrantar toda medida judicial que se haya dispuesto, al mismo tiempo que expone poder logístico y operativo para operar al margen de la legalidad”. Subrayó que el juicio pretende, además de establecer “la verdad material”, “la reparación del daño causado”. Si continúan en libertad, sostienen, peligraría el recupero  de bienes “que fueron producto de los ilícitos que se encuentran involucrados en el juicio oral y público”. Insisten en que Báez hijo mostró “capacidad de abrir cuentas y/o sociedades en el extranjero y así poder transferir y/u operar con fondos que podrían resultar el provecho del delito que se investiga y del que se desconoce su destino, sin la necesidad de cruzar las fronteras de nuestro país”. Por ende, concluyen, las medidas cautelares que se tomaron hasta ahora no fueron suficientes. 

Según trascendió, la abogada de Martín Báez solicitó ayer que sea trasladado a la cárcel de Ezeiza para quedar detenido junto a su familia.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ