Newell's se quedó en las intenciones y Central tuvo la victoria en el final
Un empate de final vibrante
La Lepra no soltó el juego que pretendía y se frustró en un clásico donde generó una sola ocasión de gol. En el final, los canayas tuvieron tres posibilidades claras de victoria, y el arquero Alan Aguerre salvó al local.
Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre.Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre.Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre.Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre.Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre.
Sobre el final, el resultado en cero lo mantuvo el arquero leproso, Alan Aguerre. 
Imagen: Crédito de la foto de la página 2: Infobaires.

0 Newell's: Aguerre (7); Nadalín (4), Fontanini (6), Callegari (6), Nadalín (3); Rivero (5), Cacciabue (5); Figueroa (4), Fromica (4), Maxi Rodríguez (5); Leal (3). DT: Héctor Bidoglio.

0 Central: Ledesma (6); Bettini (4), Caruzzo (6), Barbieri (6), Parot (5); Camacho (4), Rinaudo (7), Gil (6), Allione (6); Riaño (4), Zampedri (5). DT: Edgardo Bauza.

Cambios: ST: Desde el inicio Insaurralde por Figueroa (N), 18m Alexis Rodríguez por Leal (N), 19m Herrera por Riaño (C), 25m Lovera por Allione (C), 35m Pablo Becker por Zampedri (C) y 41m Torres por Formica (N).

Arbitro: Diego Abal

Cancha: Coloso del Parque.

 

Sebastián Granata
Camacho aportó más en defensa que en el juego ofensivo del equipo canaya.

 

El clásico tuvo más infracciones que pases bien dados. A partir de allí, nada bueno podía salir entre los intentos sin determinación de Newell's y la cautela táctica que caracteriza al Central de Edgardo Bauza. Pero la agobiante tarde en el Coloso entregó emociones en el final, con los canayas cacheteando a los leprosos en jugadas sucesivas, como nadie imaginó. A la Lepra lo mantuvieron en pie las atajadas de Alan Aguerre y por eso el técnico Héctor Bidoglio no podrá sacar nada positivo de la fallida puesta en escena. A Newell's le faltó rebeldía para inquietar a un inexpresivo rival y el empate dejó sanción de alivio tras el vértigo que inundó el Coloso en las últimas jugadas del encuentro.

Hay dos partidos por analizar. Uno duró 80 minutos y salió como se esperaba, con escasas sorpresas. El otro apareció en los minutos de cierre del partido, cuando el local lució debilidad física que pudo ser letal.

En esa primera parte del clásico, la Lepra intentó poner en valor el juego con pelota. Salió con balón para abajo pero sin progresar en el campo de juego. Porque Rinaudo se dedicó a anular a Formica y lo logró, Bíttolo ni siquiera hizo bien su faceta ofensiva, Figueroa no hizo mucho por buscar la pelota y Leal no entendió nunca que lo suyo puede ser en el área pero nunca fuera del ella, donde todo lo hace a favor del rival.

"Hay dos partidos por analizar. Uno duró 80 minutos y tuvo escasas sorpresas. El otro se desplegó en los minutos finales."

Central, en este escenario, fue cauteloso como reclama su entrenador. Ningún jugador que tenía la pelota recibía asistencia de sus compañeros. Cada cual en su posición, eso no se negoció. Y así no hay nada más frustrante que ser delantero de área. A Zampedri lo angustió su soledad.

El partido se estancó en las infracciones en la mitad de la cancha. Newell's solo pudo encontrar tres pases ofensivos en una jugada entre Formica y Maxi Rodríguez con centro pasado que Leal cabeceó en el área chica y Ledesma desvió al tiro de esquina. Central despertó en una corrida de Riaño que Callegari resolvió con fuerte cruce e infracción fuera del área. Pero ayer las pelotas detenidas no fueron un arma ofensiva en los canayas en ninguna de las ejecuciones.

"La Lepra intentó poner en valor el juego con pelota, pero no progresó en el campo de juego. Central optó por la cautela."

Con Rinaudo abocado con eficiencia en la tarea defensiva, cuando comenzó el segundo tiempo Central se dispuso a plantear el partido un poco más lejos de su campo. La presión fue algo más alta y con más obstinación y ante eso la Lepra no tuvo respuestas. No lo fue el ingreso de Insaurralde. El refuerzo rojinegro en la primera pelota sufrió un golpe y no se lo vio desde entonces en buena condición física. Para suerte de Parot, quien debía marcarlo y también evidenció limitaciones por la lesión que le impidió entrenar en la semana. Y no pasó nada más que un centro de Alexis Rodríguez de tiro libre que desvió de cabeza Camacho.

Ahora vamos a la segunda parte del partido: los minutos finales. Central allí tuvo claramente la victoria. Lovera descolocó a Bíttolo con su ingreso y Newell's cayó en pánico. En la primera del delantero, Aguerre le sacó un pase gol a Herrera después de pisar el área chica. Parado todo Central en campo de Newell's, Aguerre desvió en gran forma sobre su izquierda un cabezazo de Barbieri y en la última Pablo Becker no se animó a encarar, remató al pisar el área tras pelota perdida de Rivero, y el uno volvió a desviar el balón. Newell's no pudo hacer nada para recuperar un rato la pelota. El aluvión canaya lo detuvo el pitazo final de Abal, para tranquilidad de todo un estadio atrapado en la angustia. Conclusión: un partido fue empate; el otro lo ganó Central.

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ