Los jefes de bandas siguen dando directivas
Celulares activos en las celdas

El Fiscal General del Ministerio Público de la Acusación de la provincia, Jorge Baclini, admitió que las bandas criminales cuyos cabecillas pudieron ser detenidos continúan activas a través de las cárceles, gracias a los teléfonos celulares. También sostuvo que el sistema procesal penal puesto en marcha en 2014 trajo beneficios, como una tasa de resolución de homicidios del 65 por ciento; aunque reconoció que falta ahondar en eficiencia.

Al hablar de la situación en los penales y la vigencia de las bandas, en Radio 2, Baclini admitió la presencia de teléfonos intramuros. "Los jefes siguen dando directivas", sostuvo.

En enero, personal de requisas encontró en celdas de la Unidad Penitenciaria Nº 11 de Piñero unos 50 celulares y varios pendrives. Desde el Ministerio de Seguridad volvieron a insistir en la necesaria implementación de la medida que restringe a dos kilos por persona para el ingreso de alimentos los días de visita.

Al ser consultado sobre las bandas criminales que tienen cabecillas o integrantes presos, el jefe de los fiscales de toda la provincia confirmó que hay políticas de controles del Ministerio de Seguridad, sin embargo, "hay muchos teléfonos celulares en las cárceles que generan que las bandas sigan activas y los jefes sigan dando directivas".

En ese sentido, señaló: "Nuestra meta es que la Justicia sea justa en valor absoluto, el sistema tiene que ser claro, tiene que evitar la condena injusta".

Al hablar del sistema penal que rige hace cinco años, aseguró que "se hizo un cambio trascendental y hay cuestiones que se irán mejorando". Pero, reconoció que "hay que trabajar más en la eficiencia, en tener mayor cantidad de casos resueltos adecuadamente y aumentar el esclarecimiento de los hechos".

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ