Corral se mostró exultante con la intervención del comité nacional
Ya no habrá juego a dos puntas
El apoderado nacional deberá inscribir a la UCR de Santa Fe como parte de la Alianza con Cambiemos. El gobernador de Mendoza llamó a Miguel Lifschitz para explicarle que la decisión no era contra el Frente Progresista.
"Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral."Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral."Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral."Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral."Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral.
"Si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo Corral. 

Desde Santa Fe

El comité nacional de la UCR que preside el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, intervino ayer a la Convención del radicalismo santafesino que el lunes promovió el abstencionismo como partido en los comicios provinciales, pero autorizó a sus afiliados a participar en el Frente Progresista o en Cambiemos. Ya no habrá juego a dos puntas, ahora la directiva de Cornejo al apoderado nacional Mariano Genovesi es inscribir a la UCR de Santa Fe como parte de la Alianza de Mauricio Macri. El intendente de Santa Fe, José Corral, festejó la medida, admitió que él la había impulsado y la consideró un "respaldo" a su candidatura a gobernador. "Es una cuestión de coherencia, si el radicalismo participa en Cambiemos, eso tiene que ser en todo el país", dijo. Mientras que el presidente del comité provincial, Julián Galdeano, la interpretó como una "victoria a lo Pirro" que tendrá consecuencias, "habíamos logrado un acuerdo, todos cedíamos un poco y no había un triunfo de unos sobre otros, pero no, (Corral) prefirió una victoria pírrica antes que un digno empate. Yo me quedo con el empate". Antes, Cornejo llamó a Miguel Lifschitz para explicarle que la decisión no era contra el Frente Progresista, ni impugnaba la participación de los radicales en la Alianza local. "Lo que no podemos permitir es que la UCR se abstenga de participar como partido en las elecciones de Santa Fe", le planteó. En clave de interna, la intervención "tiene un efecto disciplinador, si pueden intervenir el radicalismo de Santa Fe, la cuarta provincia del país, para alinearlo con Macri y Cambiemos, ya saben lo que pueden esperar los desafíos de otras provincias", dijo a Rosario/12 uno de los protagonistas de la pelea.

Corral se mostró exultante con la intervención de Cornejo para alinear a la UCR de Santa Fe con Cambiemos. Lo sabía desde que se reunió con el gobernador de Mendoza la semana pasada, pero ayer admitió al vespertino local que él promovió el operativo. Y lo justificó. "Lo hice porque promuevo la participación del radicalismo en Cambiemos y respeto las instituciones. Si la decisión de la Convención Nacional" es integrar la Alianza con Macri "los radicales de Santa Fe tenemos que respetarla". "Es una cuestión de coherencia" y un "apoyo" a su candidatura, dijo.

En realidad, Corral no fue el único santafesino que se reunió con Cornejo. Antes, lo había hecho Galdeano, quien después transmitió a los radicales aliados al socialismo que "la cosa no venía sencilla desde el Comité Nacional". En las reuniones participaron incluso "enviados de Corral", entre ellos el diputado nacional Hugo Marcucci y los hermanos Darío y Alejandro Boscarol, quienes "estuvieron de acuerdo con la resolución" que luego votó la Convención Provincial. "En principio, ellos estaban de acuerdo", dijo Galdeano. Sin embargo, después los convencionales de Corral no participaron del plenario y lo impugnaron. 

"Corral prefirió una victoria a lo Pirro antes que un digno empate. Yo me quedo con el empate", "Habíamos logrado un acuerdo en el que todos cedían un poco, que no haya un triunfo de unos sobre otros porque de eso se trata el diálogo político". El intendente de Santa Fe ya tiene su "victoria pírrica", advirtió Galdeano.

-¿Corral quiere que Federico Angelini baje su candidatura en la interna de Cambiemos?

-Sería la gloria para él -contestó el presidente de la UCR.

-¿Es su objetivo?

-El vende buzones en Buenos Aires -sorprendió.

-(Risas)

-Fuera de broma, a las autoridades nacionales les dice que es un gran candidato, que detrás de él está el partido. Los veedores del Comité Nacional se llevaron una impresión de Santa Fe, que el 99,99 por ciento de los radicales cuestionan a Corral. Se lo dijeron todos los dirigentes: Felipe Michling, Maximiliano Pullaro, Rodrigo Borla, Santiago Mascheroni, Fabián Palo Oliver. Se lo dije yo. Se lo dijeron todos -reveló.

Cornejo llamó a Lifschitz para explicarle que la intervención de la Convención Provincial era un problema del radicalismo. "No es contra el Frente Progresista, ni mucho menos para impugnar la participación de los radicales" en la Alianza local, le dijo.  El gobernador de Mendoza justificó la medida en la postura abstencionista de la Convención. "La UCR de Santa Fe se abstendrá de participar en los comicios de la provincia", dice la resolución que libera a los afiliados para que lo hagan en el Frente Progresista o en Cambiemos. "Nosotros no podemos permitir que la UCR no participe de las elecciones. Si hubieran decidido apoyar al Frente Progresista o a Cambiemos, lo aceptaríamos, pero no podemos tolerar que no participe de los comicios", fue el argumento que Cornejo le planteó a Lifschitz.

 

  

 

 

 

 

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ