Caruso contra Herrera

“Darío Herrera tuvo cinco minutos catastróficos. Terminó el clásico. Es un árbitro bárbaro pero estoy decepcionado”, dijo ayer Ricardo Caruso Lombardi, técnico de Huracán, tras la derrota ante San Lorenzo, y agregó: “Arruinó el encuentro. Mis jugadores se fueron del partido por discutir. Podíamos perder, pero son tres jugadas fundamentales. Nos cagó. Quiero confiar en los árbitros, pero es difícil así. No es casualidad. A Huracán le cobran penales de visitante”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ