Veintiséis artistas de América latina en una muestra

Fiesta gráfica en París

Una exposición que reúne 26 diseñadores gráficos con fuerte denuncia política y social.
Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París.Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París.Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París.Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París.Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París.
Los veintiséis artistas gráficos latinoamericanos en la muestra de París. 

Recorrer América latina de afiche en afiche es posible gracias a la muestra Fiesta gráfica, curada por los franceses Michel Bouvet y Daniel Lefort, con la Maison de l’Amérique Latina en París. La muestra inicia su ciclo deja de manifiesto cómo la problemática social siempre atraviesa la imagen y comunicación al sur del mundo.

Bouvet es un amplio conocedor y fanático del trabajo gráfico latino, además de famoso afichista, por lo que se dio el lujo, como el mismo detalla, de invitar a amigos, todos talentosos y reconocidos. Veintiséis artistas gráficos latinoamericanos, de los cuales once trabajan de forma colectiva. Onaire (Mariana Campo Lagorio, Gabriel Lopatin, Gabriel Mahia, Sebastián Puy, Natalia Volpe), Theo Contestin , El Fantasma de Heredia (Anabella Salem, Gabriel Mateu) y el Mono Grinbaum de nuestro país. Y Bebel Abreu , Kiko Farkas , Rico Lins de Brasil, Marta Granados de Colombia, Idania del Río y Giselle Monzon de Cuba, Pablo Iturralde de Ecuador, Jorge Alderete , Benito Cabañas, Alejandro Magallanes y Germán Montalvo de México, Celeste Prieto de Paraguay, Natalia Iguiñiz Boggio de Perú, y al colectivo Atolón de Mororoa (Andrés Amodio, Zelma Borras, Diego Fernández, Diego Prestes) de Uruguay.

Una selección significativa de carteles y producciones gráficas producidas en sus respectivos países, todos con un común denominador: su compromiso. Desde los divertidos collages rasgados del mexicano Germán Montalvo, pasando por los carteles políticos de la peruana Natalia Iguiñiz Boggio, la aguda visión de Cuba de Idania del Río o las formas eróticas de la brasileña Bebel Abreu, Fiesta gráfica da cuenta de la explosión creativa y mensaje político del diseño latinoamericano.

“América Latina conoció dictaduras extremadamente violentas. La memoria colectiva y la de los artistas e intelectuales ha estado impregnada por esa historia. Lo mismo sucede con el arte. Evidentemente, no todo el arte gráfico aborda los años negros de las dictaduras militares o el pasado reciente en países como Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Chile que padecieron regímenes terribles y sanguinarios; pero muchos diseñadores de hoy fueron militantes o pertenecieron a movimientos que combatieron el totalitarismo y eso esta presente en sus trabajos”, señala Bouvet.

Completan la puesta, un catálogo creado para la ocasión bajo la dirección de Lefort (ex Director de la Alianza Francesa de Buenos Aires y asesor cultural de Francia en los países de América Central, Paraguay, Perú y Uruguay).

 “Para nosotros –adelanta Natalia Volpe de Onaire– es un orgullo dar el presente en una muestra así.” Volpe forma parte de un colectivo que realiza sus trabajos a partir de lo que ellos denominan ‘guiso gráfico’. En la exposición dan el presente con sus afiches sobre la Ley del Aborto, reivindicación de la mujer, acceso al trabajo y la problemática de los animales en peligro de extinción como el yaguareté, entre otros.

Mientras que el Mono Grimbaum, creador de Brandingfobia una plataforma de “activismo proyectual” como él mismo la define, que abarca docencia, muestras y jornadas de experimentación tipográfica en Paris, Madrid, Budapest, Rusia, Lima, entre otras ciudades, revela su arribo a esta oportunidad de mostrar lo propio puertas afuera.

“Mi primer acercamiento a Bouvet fue en su primer conferencia en Buenos Aires. En ese momento me contactaron del Departamento de Cultura de la Alianza Francesa para mi sorpresa, y se mostraban interesados en unos de mis aspectos proyectuales más privado: el de musicalizador. Me invitaban a musicalizar la vernissage y conferencia. Me invitaban por ser diseñador, por mi pasión por la tipografía y la música de décadas pasadas. Sonaba genial en todo aspecto. Llegado el día me presenté con mis bandejas y mis discos. Conecté rápido y me escabullí en la conferencia. Me entregué a las fotos de Michel y descubrí tras el afichista que conocía, un fotógrafo que vibraba en mi sintonía. Sentí encontrar en su ‘modo flaneur’ de ver los días a través del retrato tipográfico, el registro del tiempo en distintos rincones del globo. Al finalizar el evento, me acerqué a Michel. Le conté de mi proyecto, le obsequié un ejemplar de The Brand Guardian. Una publicación que editaba una vez al año en la cual básicamente manipulaba marcas y mensaje publicitario. Michel me agradeció, hojeó la publicación y me dijo ‘vamos a hacer algo’. Unos meses después un correo en mi casilla me contaba que Michel Bouvet me invitaba a ser parte de La Fête du Graphisme. Puntualmente a ser parte de la muestra Graphisme des antipodes: Buenos Aires et Stockholm’”, relata Grimbaum.

Hoy participa de la exposición con serigrafías y risografias, mayormente colaboraciones con otros colegas. “Fotógrafos de Buenos Aires que viven en Madrid como Ale Burset para su proyecto Pototo o Gustavo Turner con base en Los Angeles; serigrafías producidas junto a Cumby Giraudi, Feder Martínez o Mati Schmidt, entre otros”, suma.

¿El ADN latino? “En el tras de escena lo cachas al toque. En las paredes también. Un humor. Una acidez y un padecer. Pero la capacidad de corroer la superficie. Violencia visual, gráfica y con la palabra. Acá no hay gráfica de mercado. Hay tercer sector, entretenimiento. Si claro, pero también hay necesidad, urgencia y compromiso”.

¿Y de los argentinos? “Un recorte de cierta vibra gráfica donde lo argentino está al servicio de un reclamo global. A El Fantasma de Heredia, Onaire, Theo & yo nos atraviesan experiencias. Más allá de nuestra edad. Se trata de formación, de información. Fluye. A mí me impacta la forma de sus trabajos. La expresividad y el compromiso. La sensibilidad activa nos une y potencia”, remata.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ