Comienza la nueva temporada de La Linterna Mágica
Un club para disfrutar de las pelis

Un “club de cine”, capaz de despertar en chicos y chicas el interés por el séptimo arte, pero también por un espacio común para compartir con pares, es lo que busca ser La Linterna Mágica. La idea, que nació en Suiza y se replica en el mundo con distintas sedes, se desarrolla en la Argentina desde hace ya doce años, en diferentes ciudades. En Buenos Aires, hoy a las 15.30 comienza una nueva temporada en Ciudad Cultural Konex (Sarmiento 3131), con El circo, de Charles Chaplin, con música en vivo, tal como fue estrenada en 1928. Y, como siempre, con una obra de teatro previa que pone en contexto el film, con una revista que les llega por correo a los socios, y que también va haciéndolos entrar en clima y en tema. Y con la invitación a entrar solos, esta vez sin los adultos acompañantes, a la proyección en la que ellos son el público protagonista. 

Películas de todas las épocas, estéticas y países forman parte de la programación anual que propone La Linterna Mágica, a razón de una por mes: “Películas que hacen reír”, “Películas que hacen soñar”, “Películas que dan un poco de miedo” y “Películas que hacen llorar”, según la clasificación propuesta. “Siempre apuntamos a la diversidad de contenidos: hemos hecho funciones de cortos de la escuela croata y también de películas bien comerciales, no es solo ‘cine de culto’. En esa diversidad, las películas mudas de Chaplin con música en vivo siempre funcionan super bien”, se entusiasma Ilan Brandenburg, director del club de cine. “La intención es generar una pertenencia al club, como un espacio de formación de espectadores y de creación del hábito de ir al cine. Con esa idea los invitamos a que entren a la sala sin los adultos, y también les enviamos antes a sus casas la revista con ilustraciones, que ya empieza a generar ese deseo de ir al cine, esa cercanía. Después, con el momento teatral previo, eso que leyeron se amplía y se refuerza, alrededor de algún concepto central de la película o del cine en general”, dice el director.

Otros dos clubes de La Linterna Mágica se replican en Buenos Aires, de manera gratuita: uno en la villa 21 24, y próximamente otro en la villa 6, en el barrio de Villa Soldati. “De esta forma no solo brindamos acceso a contenidos cinematográficos diferentes, que no se encuentran en otro lado. En estos casos también hablamos de un acceso material y cultural: estas películas no son las que están en la tele con propagandas, las del personaje famoso, no todos los padres pueden elegirlas para sus hijos. Abrimos la posibilidad de que ellos también las conozcan y las elijan”, explica Brandenburg.

* Para ser socio de La Linterna Mágica se puede adquirir una membresía anual, que incluye nueve funciones y las revistas enviadas a domicilio, o comprar las entradas por separado. Para saber más: [email protected] 

www.linterna-magica.org

Audiovisual
Audiovisual
Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ